15 dic 2018 | Actualizado: 17:40

Mujer de 50 años, perfil creciente del trasplantado de corazón

Según un informe de la SEC que analiza los últimos veinte años

El presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Andrés Íñiguez.
Mujer de 50 años, perfil creciente del trasplantado de corazón
mié 07 diciembre 2016. 16.50H
Redacción
Las mujeres que precisan de un trasplante de corazón han aumentado de forma considerable en los últimos veinte años, al igual que la media de edad del receptor, de acuerdo con el registro anual que ha publicado la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

En concreto, la edad media del receptor de este órgano vital ha aumentado en tres años (de 46,7 a 49,5) y, mientras que en la primera década estudiada el 86 por ciento de los receptores eran varones, ahora esta cifra ha disminuido y se sitúa en el 76 por ciento.

Asimismo, el perfil de quien recibe el órgano se corresponde, en un 24 por ciento de los casos, con una persona con diabetes e insulinodependiente (frente al 8,5 por ciento en 1984). Y un 34 por ciento ha sido sometido a una cirugía cardiaca previa (25 por ciento en 1984).

Además, quien recibe hoy un trasplante de corazón posee más posibilidades de sobrevivir que hace dos décadas, lo que se atribuye a una menor mortalidad en el primer año y a una reducción de las defunciones por enfermedad vascular inducida por el injerto a medio plazo.

Evolución de las características del donante

Respecto al donante, si se comparan los datos de la década de 1984 con lo de 2014 y 2015, se concluye que es cada vez más añoso, pasando de una edad media de 26,5 a 43,1 años.

El tiempo de isquemia del órgano (periodo que un órgano dura viable para trasplante fuera del organismo) también es ahora mayor. Mientras que en 1984-1993 solo era el 8,7 por ciento de los casos los que presentaban una isquemia mayor a 240 minutos, ahora ese porcentaje es del 27 por ciento.

La parada cardiaca previa al trasplante es también ahora más común (22 por ciento frente a 3 por ciento), igual que el número de donantes fallecidos por accidente cerebrovascular en lugar de por traumatismo (59 por ciento frente al 32 por ciento).

Esta serie de conclusiones parte de un análisis comparativo entre los datos de que se dispone de la década 1984-1993 y la más reciente de 2004 a 2013.

12 años de esperanza de vida media

La SEC, por medio de la Sección de Insuficiencia Cardiaca, en efecto realiza cada año este radiografía de la situación, el Registro Español  de Trasplante Cardiaco, y acaba de publicar en Revista Española de Cardiología (REC) los datos referentes a 2015, junto con un análisis de los últimos 30 años de actividad en nuestro país, con 7.588 trasplantes realizados en 19 centros especializados.

“Los datos que muestra el Registro Español son comparables a los de los registros internacionales de trasplante cardiaco que reúnen la experiencia de los mejores centros del mundo. De entre todos los parámetros analizados, uno de los que cobra más importancia es el relativo a la supervivencia de las personas trasplantadas”, ha explicado Francisco González-Vílchez, director del Registro, vocal de la Sección de Insuficiencia Cardiaca de la SEC y primer firmante del estudio.

“Así, hemos podido comprobar que la esperanza de vida de estas personas ha ido aumentando de forma paulatina. En el primer periodo estudiado, de 1984 a 1993, la media era de 9,1 años; de 1994 a 2003 de 10,9 años, y de 2004 a 2013 pasó a ser de 12 años”, ha declarado.

Intervenciones hechas en ‘código de urgencia’

Por su parte, Javier Segovia Cubero, presidente de la misma sección de la SEC y también firmante del estudio, ha destacado que “se ha aumentado de forma extraordinaria el número de trasplantes que se realizan en código de urgencia; mientras que en la década de 1984 eran considerados urgentes el 18 por ciento, ahora es un 44 por ciento del total de trasplantes que se realizan”, ha puntualizado.

El registro también analiza las causas de fallecimiento, siendo la enfermedad vascular del injerto con muerte súbita la más común (19 por ciento), seguida de las infecciones (17 por ciento), fallo primario del injerto (13 por ciento) y tumores (13 por ciento).

“Sobre este aspecto debemos tener en cuenta que la causa de muerte varía según el tiempo transcurrido desde el trasplante. Así, al primer mes, el 50 por ciento de los fallecimientos se deben a un fallo primario del injerto; del segundo mes al año, en el 36 por ciento de los casos se debe a alguna infección y el 15,3 por ciento por un rechazo y, a partir del primer año, las causas más comunes son enfermedad vascular del injerto (30 por ciento) y tumores (22 por ciento)”, precisa González-Vílchez.

Sobre las características de los 299 trasplantes de corazón realizados en 2015, Segovia ha subrayado que “este año se mantiene el repunte de trasplantes iniciado en 2012, año en que la cifra se había reducido hasta los 237 (cifra más baja desde 1991 con 232 trasplantes)”.

Registro Español de Ablación con Catéter

El número de noviembre de Revista Española de Cardiología también recoge los datos de otro de los registros realizados por la SEC, en concreto por la Sección de Electrofisiología y Arritmias: el Registro Español de Ablación con Catéter.

El número total de procedimientos recogido en el registro de 2015 es de 12.863, correspondiente a 82 centros españoles.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.