Según un estudio llevado a cabo en 65 pacientes adultos durante una mediana de seguimiento de 7,75 años

Los 3 factores que estratifican el riesgo de miocardiopatía arritmogénica


19 ene 2022. 18.50H
SE LEE EN 3 minutos
La disfunción del ventrículo derecho en pacientes menores de 40 años y el antecedente de taquicardia ventricular sostenida han sido los predictores de intervenciones apropiadas del desfibrilador automático implantable (DAI) en aquellos con miocardiopatía arritmogénica del ventrículo derecho (ARVC).

La investigación, publicada en la revista británica The BMJ, ha incluido 65 pacientes adultos, con una media de edad de 40 años, y de los cuales 48 eran hombres. Todos ellos presentaban diagnóstico de miocardiopatía arritmogénica (MA) a los cuales se les ha implantado un DAI durante un periodo de 20 años, en prevención primaria (40 por ciento) o secundaria (60 por ciento). 

El estudio se dio por finalizado una vez se llevaron a cabo las intervenciones apropiadas e inapropiadas del DAI tras la implantación del dispositivo en cuestión.

Durante una mediana de seguimiento de 7,75 años tras esa implantación, nueve pacientes murieron y seis fueron sometidos a trasplante cardiaco. Las intervenciones apropiadas del DAI ocurrieron en 43 pacientes (66,2 por ciento) e inapropiadas en 18 pacientes (27,7 por ciento).

El análisis multivariable utilizando un modelo de riesgo de causa específica identificó tres predictores de intervenciones apropiadas del DAI: disfunción del ventrículo derecho (HR de causa específica 2,85), la edad inferior a 40 años en el momento del implante (HR 2,37 específica) y antecedentes de taquicardia ventricular (TV) sostenida (HR 2,55 específico). Los investigadores apostillan que no se encontraron predictores de descargas inapropiadas del DAI, y se describieron complicaciones relacionadas con la implantación del dispositivo en 12 pacientes.

La miocardiopatía arritmogénica tiene más riesgo de muerte súbita


La MA se asocia con un mayor riesgo de muerte súbita cardíaca y la estratificación del riesgo arrítmico es objeto de debate a día de hoy. El objetivo principal de este estudio observacional ha sido el de analizar los predictores de intervención apropiada e inapropiada del DAI en pacientes con MA considerados de alto riesgo arrítmico.

"Se trata de un diseño retrospectivo, observacional, longitudinal y unicéntrico, con todas las limitaciones propias de este tipo de diseño, pero que nos aporta unos datos interesantes sobre una cardiopatía cada vez más presente en nuestra práctica clínica", comenta la Sociedad Española de Cardiología (SEC). A esto añade que "a pesar de tratarse de una patología de herencia autosómica dominante, la distinta penetrancia de la enfermedad entre portadores de la misma mutación, incluso miembros de la misma familia, y los factores ambientales y epigenéticos que parecen modificar el desarrollo de la cardiopatía hacen a menudo muy difícil la estratificación del riesgo arrítmico en esta población".

"Además, las descargas inapropiadas de DAI en estos pacientes (ocurridas en el 27,7 por ciento de los sujetos del estudio) constituyen un problema no desdeñable, que puede contribuir al deterioro de la función ventricular y limitar en gran medida la calidad de vida", concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.