Un estudio internacional ha señalado las repercusiones del Covid-19 en la atención hospitalaria de pacientes cardíacos

La mortalidad en personas con cardiopatías crece un 52% por la pandemia
El miedo a la infección habría disminuido la asistencia de los pacientes a los hospitales.


22 ene 2022. 11.20H
SE LEE EN 3 minutos
La llegada de la pandemia del Covid-19 ha supuesto que la atención sanitaria enfoque casi todos sus esfuerzos a la gestión de la crisis. Entre las áreas más afectadas se encuentra la Cardiología, cuya tasa de mortalidad habría aumentado en el 52 por ciento.

Tal y como señala un estudio internacional dirigido por Mats de Lange, de la Universidad de Ámsterdam, los investigadores analizaron diversas bases de datos de los Servicios de Salud y la Atención sanitaria durante enero a junio de 2020, mostrando cómo todas las fases de la vía hospitalaria de atención cardiaca se vieron afectadas durante la pandemia del Covid-19.

En concreto, el estudio ha analizado más de 1.600 indicadores distribuidos en 94 artículos científicos de 109 países diferentes. Estos hallazgos señalan que todas las fases de la vía de atención hospitalaria para pacientes con enfermedades cardíacas (ingreso, diagnóstico, tratamiento, atención ambulatoria y resultados) se habrían visto afectadas, en diferentes grados, durante la pandemia.

Así, entre las principales conclusiones se muestra cómo el número de ingresos se redujo sustancialmente, y los pacientes llegaron más tarde y en peor estado clínico al hospital. Del mismo modo, la actividad ambulatoria habría disminuido durante el tiempo de estudio, mientras que aumentó el uso de los servicios de telesalud por parte de los pacientes cardiacos. A esta situación se suma los peores resultados clínicos y un aumento en las tasas de mortalidad, la cual habría aumentado a 30 días hasta un 80 por ciento según algunos de los indicadores.

En cuanto a la gravedad clínica de los pacientes cardíacos, el estudio señala que el 40 por ciento de los pacientes reportaron una peor condición clínica al ingreso. Una cifra que se suma al 95 por ciento que reportaron una disminución de los procedimientos diagnósticos, incluyendo ecocardiogramas transtorácicos y transesofágicos, pruebas de isquemia no invasivas y angiografías coronarias, durante la pandemia.

¿Por qué ha agravado la pandemia las afecciones cardiacas?


En relación a la pandemia, el estudio presenta varias posibilidades, destacando entre ellas que la baja de la atención a los pacientes cardiacos esté relacionada con el miedo de los propios pacientes a infectarse con el SARS-CoV-2 en el hospital. Esto llevaría a que los pacientes con enfermedades cardíacas se habrían presentado más tarde al hospital, llegando así en peor estado clínico que antes de la pandemia.

De este modo, los autores recalcan la necesidad de fomentar el uso sistema estandarizado internacional que permita guiar a los profesionales sanitarios, con vistas a garantizar la continuación de la atención esencial durante la pandemia y en futuras crisis, haciendo un uso óptimo de las infraestructuras de información sanitaria existentes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.