No se ha identificado ninguna causa obvia en el momento de la muerte de David Bennet

Fallece el primer paciente trasplantado con un corazón de cerdo
Un cirujano en el momento de trasplantar el corazón a David Bennet.


09 mar 2022. 16.50H
SE LEE EN 2 minutos
David Bennet, el primer paciente trasplantado con un corazón de cerdo modificado genéticamente, ha fallecido este martes, tan solo dos meses después de la histórica intervención. Según ha informado el portavoz del University of Maryland Medical Center que atendía a Bennet, no se ha identificado ninguna causa obvia en el momento de su muerte, por lo que se desconoce si el fallecimiento se debe a que el paciente rechazara el órgano trasplantado.

Bartley Griffith, el cirujano que realizó el trasplante, asegura que el personal del hospital está “devastado” por la muerte del paciente. “Demostró ser un paciente valiente y noble que luchó hasta el final”, ha señalado el médico, quien ha subrayado que Bennet, que padecía una enfermedad cardíaca grave, “se hizo conocido por millones de personas en todo el mundo por su coraje y firme voluntad de vivir”.

Cirugía histórica de más de ocho horas


La histórica cirugía, realizada el pasado 11 de enero, tuvo una duración de más de ocho horas y fue realizada con éxito en el Centro Médico de la Universidad de Maryland Umsom. “Este trasplante de órganos demostró por primera vez que un corazón animal modificado genéticamente puede funcionar como un corazón humano sin un rechazo inmediato por parte del cuerpo”, resaltaron entonces los facultativos que intervinieron en la operación.

Según la institución americana, el trasplante de un corazón de cerdo era la "única opción disponible para el paciente", ya que varios hospitales habían descartado la posibilidad de hacerle un trasplante convencional.  “Era morir o hacer este trasplante. Quiero vivir. Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción”, aseguró el paciente, David Bennet, un día antes de someterse a la intervención.

“Ha sido una cirugía revolucionaria y nos acerca un paso más a la solución de la crisis de escasez de órganos. Simplemente, no hay suficientes corazones humanos de donantes disponibles para cumplir con la larga lista de receptores potenciales”, aseguraba entonces Griffith, quien ha señalado que los médicos tienen que analizar el cuerpo de Bennett de forma exhaustiva para dar con la causa de la muerte y esperan publicar los resultados en una revista científica.
.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.