La Rioja cuenta con los 'mejores' datos del Estado en cuanto a ingresos y reingresos hospitalarios

Euskadi, Aragón y Extremadura, el 'podio' de las CCAA con más cardiólogos
País Vasco, Aragón y Extremadura son las comunidades autónomas que más ratio de cardiólogos por habitantes tienen.


02 ene 2023. 12.00H
SE LEE EN 4 minutos
Aragón, Extremadura y País Vasco son las tres comunidades autónomas que cuentan con el mayor número de cardiólogos en sus servicios sanitarios. Euskadi tiene ocho profesionales de la especialidad por cada 100.000 habitantes, mientras que el sistema extremeño y el aragonés cuentan con 7,1 y 7,2 cardiólogos por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

Una tendencia que se repite en cuanto a las camas hospitalarias disponibles en Cardiología, ya que las tres son comunidades con más camas en la especialidad entre las regiones españolas. No obstante, el Top-3 cambia. En este caso el ránking lo forman el Principado de Asturias, País Vasco y Cantabria, en ese orden. Los asturianos cuentan con 18,4 camas en Cardiología por cada 100.000 habitantes, mientras que los vascos y los cántabros tienen 14,3 y 14 camas, respectivamente.

Aunque esos tres sean los territorios más dotados en cuanto a camas en el Servicio de Cardiología, Aragón y Extremadura les siguen de cerca, ya que ambas regiones cuentan con 12,4 y 12,8 camas por cada 100.000 habitantes. Son, por lo tanto, dos de las comunidades autónomas que más tienen reforzado el Servicio de Cardiología.

Son datos que recoge el estudio 'Recursos y Calidad en Cardiología', que destaca, entre otras cuestiones, la disparidad de situaciones que se da actualmente en los sistemas sanitarios de las comunidades españolas.

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) recomienda tener 10,2 camas en la especialidad por cada 100.000 habitantes. Un margen que no cumplen La Rioja, Navarra, Madrid, Galicia, Comunidad Valenciana, Cataluña, Baleares, Canarias, Castilla y León y Andalucía, Estas dos últimas se encuentran, además, a la cola, con 4,6 y 4,3 camas en Cardiología por cada 100.000 habitantes.


Relación estancia hospitalaria – tasa de mortalidad


Otro de los apartados donde también se ve una diferencia a tener en cuenta es en los días de estancia media ingresado que se da tras las cirugías cardíacas. El archipiélago canario es la 'peor' comunidad en este ámbito, puesto que los pacientes suelen estar, de media, unos 20 días ingresados tras la operación. Cinco días menos suelen estar en Andalucía y Extremadura, las dos siguientes regiones que peores datos reportan.

Además, esas comunidades autónomas son las que mayor tasa de mortalidad tienen en cuanto a las cirugías cardíacas. La tasa bruta de mortalidad en Canarias es de 9,2. Dos puntos más alta que la de la próxima región, que es Extremadura con una tasa de 7,2. Después está Andalucía, con 6,6.

Al otro lado de la balanza se encuentran Asturias, Baleares y Murcia, con una estancia media de ingreso de 10,5, 11 y 12 días, respectivamente. A su vez, Asturias y Baleares, junto a Navarra, son las regiones que menor tasa de mortalidad reportan tras las cirugías cardíacas. Tasas de 0,8, 1,7 y 1,8. Datos que muestran las diferencias entre las comunidades autónomas a la hora de reforzar sus sistemas sanitarios y atención asistencial.


La excepcionalidad de La Rioja


La comunidad riojana es toda una excepción en el conjunto del Estado en cuanto a los indicadores hospitalarios de las enfermedades cardíacas e insuficiencia cardíaca. Por un lado, los registros de La Rioja fijan en 79 los ingresos que tiene la región al año por cada 100.000 habitantes en cuanto a las enfermedades cardíacas. Unas cifras que disminuyen a los 46 ingresos, en relación a la insuficiencia cardíaca.

Los números de reingresos riojanos también marcan la cifra mínima española. Con un 3,8 por ciento y un 4,2 por ciento en enfermedades e insuficiencia cardíaca, la comunidad autónoma es la que más altas da sin tener que ingresar de nuevo a esos pacientes, antes de cumplirse el plazo de 30 días desde que dejan el hospital.

Números que contrastan con las demás comunidades autónomas, ya que en el resto del Estado los ingresos por cada 100.000 habitantes en enfermedades cardíacas no baja de los 500, y de los 166 en los ingresos por insufuciencia cardíaca. Además, los reingresos en las enfermedades cardíacas son mayores del 4,5 por ciento, casi un punto porcentual mayor que La Rioja. Misma tendencia en los reingresos por insuficiencia cardíaca, ya que en resto del estado esos reingresos no bajan del 6,5 por ciento.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.