16 dic 2018 | Actualizado: 19:00

El riesgo de sufrir un ataque cardiaco en el embarazo ha aumentado un 25%

Este incremento se ha producido en los últimos 12 años

La tendencia de tener hijos en edades más avanzadas aumenta el riesgo.
El riesgo de sufrir un ataque cardiaco en el embarazo ha aumentado un 25%
jue 19 julio 2018. 15.40H
Redacción
El riesgo de las mujeres embarazadas estadounidenses de sufrir un ataque cardiaco aumentó un 25 por ciento entre 2002 y 2014, según los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

Los investigadores observaron que las tasas de infarto de miocardio aumentaron de 7,1 por cada 100.000 embarazos en 2002, a 9,5 por cada 100.000 embarazos en 2014. Según los expertos, esto podría deberse a la tendencia de tener hijos en edades más avanzadas, ya que "el riesgo de ataque cardiaco aumenta de forma general con la edad, y especialmente durante el embarazo".

En concreto, una mujer entre las edades de 35 a 39 años que queda embarazada tiene cinco veces más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco que una mujer de unos 20 años, y las mujeres de 40 años corren un riesgo 10 veces mayor que las mujeres de 20.

Además, apuntan a que cada vez más mujeres son obesas y/o tienen diabetes, dos factores de riesgo clave para un episodio de este tipo. "Otro factor que puede explicar el aumento es que los infartos de miocardio son más fáciles de detectar que hace una década, ya que las pruebas de marcadores tempranos han mejorado y están disponibles de una manera más generalizada", detallan.

La tasa de mortalidad sigue siendo alta


Se examinaron 49,8 millones de nacimientos registrados en hospitales estadounidenses y encontraron que 1.061 ataques cardíacos ocurrieron durante el parto. Otras 922 mujeres fueron hospitalizadas por infarto de miocardio antes del nacimiento, y 2.390 ataques al corazón ocurrieron durante el período de recuperación después de dar a luz.

Uno de los investigadores puntualiza que, aunque el número absoluto de ataques cardíacos y muertes sigue siendo "bajo", la persistencia de una tasa de mortalidad relativamente alta (sin cambios en el 4,5 por ciento de los casos) se produce "a pesar de los avances en el tratamiento de ataques cardiacos, con stents recubiertos, con fármacos, y un mejor uso de medicamentos anticoagulantes para prevenir los bloqueos de los vasos cardíacos".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.