23 de octubre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Especialidades > Cardiología

El jamón de bellota reduce el colesterol malo y aumenta el bueno

El Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva confirma los beneficios de este producto nacional para la salud cardiovascular

El jamón de bellota reduce el colesterol malo y aumenta el bueno
Redacción
Miércoles, 05 de abril de 2017, a las 10:30
Un estudio clínico realizado por el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva ha confirmado que el jamón de bellota cien por cien ibérico es beneficioso para la salud cardiovascular al aumentar la concentración plasmática del colesterol bueno y reducir significativamente los niveles del colesterol malo.

Para llegar a esta conclusión, durante ocho semanas 106 personas sanas de entre 25 y 55 años incluyeron en su dieta diaria 40 gramos de jamón de bellota y, posteriormente, y durante otras ocho semanas, tuvieron que seguir su dieta habitual. De esta forma, según ha comentado el responsable del trabajo, Emilio Márquez Contreras, se comprobó que el consumo de jamón no incrementaba el riesgo cardiovascular y que, incluso, tenía efectos beneficiosos sobre diferentes lípidos y ácido úrico.

En concreto, su ingesta conllevó un aumento sustancial de la concentración plasmática del colesterol bueno, más incluso que algunos fármacos recetados para pacientes con problemas de colesterol. Estos niveles elevados de colesterol HDL tienen efectos protectores ya que evitan la formación de placas de ateroma, responsables de la arterioesclerosis.

Además, redujo significativamente las concentraciones plasmáticas de triglicéridos y del colesterol LDL, conocido popularmente como colesterol malo, y que es una de las principales causas de las enfermedades cardiovasculares. También, se ha demostrado que la ingesta diaria de 40 gramos de jamón de bellota no modificó la presión arterial.

Del mismo modo, el consumo de jamón de bellota también es beneficioso para cuidar la figura, ya que los pacientes del estudio no aumentaron de peso ni aumentaron el perímetro abdominal, parámetro de especial relevancia en el desarrollo de síndrome metabólico. Además, produce una reducción significativa del ácido úrico sanguíneo, por lo que se puede recomendar especialmente en pacientes con hiperuricemia, e incluso, con gota.