23 de octubre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Especialidades > Cardiología

El 43,5% de los accidentes laborales mortales se deben a cardiopatías

La FEC alerta de que más de un tercio de los trabajadores tiene tres o más factores de riesgo

José Luis Palma, vicepresidente de la FEC.
El 43,5% de los accidentes laborales mortales se deben a cardiopatías
Redacción
Viernes, 28 de abril de 2017, a las 09:30
Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que se celebra este viernes 28 de abril, la Fundación Española del Corazón ha llamado la atención sobre el preocupante número de muertes por enfermedades cardiovasculares asociadas a accidentes laborales.

El 43,5 por ciento de estos son consecuencia de un infarto o de un accidente cerebrovascular, según el informe Estadísticas de Accidentes de Trabajo elaborado en 2016 por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. “Contrariamente a lo que percibe la población general, la enfermedad cardiovascular no solo ocurre entre la población envejecida, sino que sigue siendo principal causa de muerte en la población activa”, ha lamentado José Luis Palma, vicepresidente de la FEC.

A esta cifra le acompañan otras: Cada año se producen 23.000 bajas laborales por enfermedades del sistema cardiovascular y el 35,3 por ciento de los trabajadores tiene un riesgo cardiovascular alto (tres o más factores de riesgo cardiovascular). Solo el 10 por ciento de la población activa no presenta ningún factor de riesgo y más de la mitad, el 54,7 por ciento, tienen uno o dos, según la última Encuesta Nacional de Salud.

Palma ha recordado que “el 80 por ciento de las enfermedades del sistema cardiovascular y hasta el 90 por ciento de los infartos podrían prevenirse con hábitos de vida saludables. Qué mejor que poner el foco en el lugar en el que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, el trabajo”. La FEC tiene un Programa de Empresas Cardiosaludables, puesto en marcha hace siete años y que ya disfrutan 15.000 empleados de toda España.

Como recomendaciones, la FEC establece que hay que evitar estar largos ratos sentados delante del ordenador en los trabajos de oficina, evitar malas posturas como cruzar las piernas, traer comida saludable de casa, desconectar del trabajo en el tiempo libre y realizar actividad física diariamente.