El servicio "demuestra su compromiso con la excelencia y la mejora continua que ofrecen a la ciudadanía"

Cardiología del Juan Ramón Jiménez obtiene la certificación de calidad
Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva.


08 feb 2022. 16.30H
SE LEE EN 3 minutos
El servicio de Cardiología del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva ha obtenido la certificación de calidad avanzada por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), entidad de evaluación y certificación cuyos estándares están reconocidos por organismos de acreditación nacional e internacional como la ENAC o la International Society for Quality in Healthcare (Isqua).

Según ha informado la Junta, con este distintivo el servicio "demuestra su compromiso con la excelencia y la mejora continua que ofrecen a la ciudadanía, garantizando que su actividad se ajusta a los estándares de calidad definidos para la certificación, en los que se evalúan aspectos referidos a la organización de la actividad, la accesibilidad y continuidad de la atención, los derechos de los usuarios o la seguridad de los procesos".

En este sentido, el director gerente del hospital, José Luis Bonilla, ha destacado "el esfuerzo de los más de 80 profesionales del servicio por avanzar en la calidad de la asistencia y hacer mejor al hospital con su trabajo día a día".

Por su parte, el responsable de Cardiología, Antonio Gómez, ha resaltado "la fundamental implicación de los sanitarios del centro para que Huelva disponga de unidades de vanguardia e innovadoras en las distintas áreas de la Cardiología, contando con un servicio de primer nivel". Entre las fortalezas del servicio de Cardiología, los evaluadores han destacado, tras examinar más de un centenar de estándares, "el desarrollo de herramientas que potencian la seguridad del paciente".

Un 'checklist' de enfermería para los procedimientos invasivos


Entre ellas, han resaltado disponer de un listado de verificación (checklist) elaborado por enfermería para procedimientos invasivos, y la elaboración de una hoja de conciliación de la medicación al ingreso de pacientes polimedicados, para disminuir el riesgo relacionado con la complejidad de los tratamientos actuales.

También han valorado notablemente el esfuerzo de los profesionales por mantener a los pacientes informados y facilitar la accesibilidad a consultas durante el período de pandemia, con acciones como el uso de la telemedicina, la planificación de una rehabilitación cardiaca online o la revisión remota desde casa de los dispositivos de marcapasos y desfibriladores evitando desplazamiento innecesarios, entre otros.

Finalmente, los evaluadores han señalado la importancia que conceden en el servicio al trabajo en equipo en dos aspectos. El primero, en la relación que mantienen con otros servicios de soporte hospitalarios a través de un circuito de comunicación protocolizado, que redunda en una mejor asistencia a los pacientes. Entre ellos, destacan los establecidos con Prevención de Riesgos Laborales, Electromedicina, Mantenimiento, Informática, Formación Continuada, Farmacia Hospitalaria, Hostelería y Limpieza, entre otros, todos ellos esenciales para la atención integral de los pacientes cardiacos.

El segundo de los aspectos, la interrelación multiprofesional dentro del mismo servicio, con la definición y organización del trabajo de facultativos, personal de enfermería, administrativos y celadores, prestando especial atención al desarrollo de acciones encaminadas a la información y formación del paciente y su entorno cercano, así como a potenciar la humanización de la asistencia.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.