'U-Prevent' predice el riesgo cardiovascular y mejora el tratamiento

Xavier Rossello, del CNIC, publica un artículo sobre los beneficios de la aplicación de esta herramienta 'on line'

Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC).
'U-Prevent' predice el riesgo cardiovascular y mejora el tratamiento
mar 25 junio 2019. 13.40H
'U-Prevent' es una herramienta online que incluye diferentes calculadoras para predecir el riesgo cardiovascular en las distintas categorías de personas, lo que conllevará a la aplicación de un tratamiento eficaz y mejores resultados, según ha concluido Xavier Rossello, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), en un artículo publicado en 'European Journal of Preventive Cardiology', que enumera las herramientas web de acceso libre para estimar el riesgo cardiovascular.

Esta técnica se dirige a evaluar el riesgo cardiovascular en todo tipo de pacientes, como afectados por la enfermedad cardiovascular (ECV), con diabetes mellitus tipo 2, personas menores de 70 años sin ninguna de estas afecciones, y personas de 70 años o más con o sin estas patologías. Asimismo, se puede utilizar para evaluar el riesgo de ECV de cinco y 10 años y el efecto del tratamiento de por vida de medicamentos específicos en la esperanza de vida en personas sin ECV.


Las calculadoras de riesgo ayudan a predecir la posibilidad de sufrir un accidente cardiovascular


En este sentido, el experto ha puesto de relieve que las calculadoras de riesgo ayudan a predecir la posibilidad de sufrir un accidente cardiovascular e indican los cambios en el estilo de vida y los medicamentos que serían más efectivos para reducir este riesgo. Así, ha destacado que los pacientes deben ser conscientes de que pueden desarrollar esta enfermedad en un futuro, y esta herramienta permite averiguarlo.

Recomendado por las directrices europeas 


Rosello ha señalado que las directrices europeas sobre prevención cardiovascular han recomendado el uso de herramientas predictivas por el envejecimiento de la población y el aumento de la prevalencia de obesidad y diabetes. Asimismo, ha asegurado que su utilización evitaría un tratamiento excesivo e insuficiente y ayudaría a optimizar los recursos para obtener mejores resultados.

"El siguiente paso es adoptar medidas para minimizar la probabilidad lo máximo posible. Y para lograrlo, se debe hacer de forma individualizada en función de los factores de riesgo, la personalidad y el entorno familiar y laboral. La adherencia es mejor cuando las decisiones se comparten entre el médico y el paciente", ha concluido.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.