Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:10
Conocimiento > Avances

Siete de cada diez españoles toman analgésicos orales para dolores leves

Asimismo, su consumo es mayor entre mujeres que entre hombres

Las mujeres toman con más frecuencia analgésicos orales contra dolores leves
Siete de cada diez españoles toman analgésicos orales para dolores leves
Redacción
Miércoles, 06 de julio de 2016, a las 16:30
Según el ‘I Estudio sobre el Dolor Leve’, impulsado por Ferrer, el 71 por ciento de los españoles utilizan algún analgésico oral cuando no se encuentran bien con el objetivo de aliviar los síntomas y poder mantener su ritmo de vida y obligaciones. Este consumo no es igual por sexos, ya que los toman 8 mujeres de cada 10 frente a 6 de cada 10 hombres.
 
El estudio, realizado este mes de mayo sobre una muestra de 2.000 personas, constata que los dolores leves más frecuentes son los de cabeza (el 54 por ciento de los encuestados reconocen haber tenido uno), muscular (38) y articulaciones (33). Por sexos, prácticamente no se aprecian diferencias en cuanto a tipología del dolor, a excepción del dolor menstrual. Sin embargo, sí que se aprecian diferencias al analizar la incidencia de los dolores, claramente superior entre las mujeres que entre los hombres.
 
Características sociodemográficas

Por áreas geográficas, las zonas de mayor consumo son el sur (76 por ciento) y el este (74), y la de menor Canarias, con sólo un 53 por ciento. Madrid y Cataluña recurren casi por igual al uso de analgésicos orales ante un dolor leve.
 
Por edades, el 24 por ciento de las personas que toman analgésicos orales son aquellos que tienen más de 65, aunque seguidos muy de cerca por la franja comprendida entre los 35 y 44 años con un 22 por ciento del consumo total. Por lo contrario, los que se encuentran entre los 18 y los 24 años son los que toman menos siendo tan sólo el 8 por ciento.
 
El estudio también refleja que la utilización de analgésicos orales es diferente según el status económico y social, registrándose un uso más alto en la clase baja/media-baja a la que pertenecen el 43 por ciento de las personas que los toman; mientras que las que son de clase alta suponen el 32 y la clase media, el 25.
 
Ante un dolor leve, el tratamiento principalmente escogido por los españoles es, con diferencia, el de los analgésicos orales (71 por ciento). El segundo tratamiento, aunque muy por detrás (20 por ciento), son los masajes, el ejercicio, infusiones, terapias calor/frío y terapias alternativas, mientras que el tercero lo forman los analgésicos tópicos (en el 17 por ciento de los casos).