19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

Copiar las células tumorales permite aislar el cáncer tras la operación

Un estudio de HM Hospitales explica el proceso de aislamiento de las células responsables del inicio del tumor

Juan Abarca Cidón, presidente de HM Hospitales.
Copiar las células tumorales permite aislar el cáncer tras la operación
mié 14 septiembre 2016. 15.30H
Redacción
La revista ‘Oncotarget’ ha publicado un papel sobre la creación de copias artificiales de glioblastomas multiformes -los tumores cerebrales más agresivos en el adulto- y que en España afectan a más de 4.000 personas al año. Este estudio se ha llevado a cabo en el laboratorio de Neuro-oncología y Oncología Torácica de la Fundación de Investigación HM Hospitales (FiHM), dirigido por Ángel Ayuso.

El experto explica que estas copias se crean aislando las células madre tumorales, una pequeña población de células que existe dentro la masa tumoral del glioblastoma y que son las responsables del inicio y el mantenimiento del tumor.

“Estas células se pueden aislar del tumor tras operar al paciente y conseguir que sigan creciendo en nuestro laboratorio, lo que nos permite tener una ‘copia viva’ del tumor fuera del paciente”.

Para extraer estas células se coge un trozo del tumor extirpado y se deja en un recipiente sin ningún factor de crecimiento, ya que las que crecen en ausencia de “alimento”, formando esferas, son las células madre. “Esto nos permite mantenerlas vivas durante mucho tiempo, incluso se pueden implantar en modelos animales para generar un tumor que se parezca al del paciente operado”, añade.

Beneficios para los pacientes

“La finalidad de crear estas copias tumorales es poder profundizar en el conocimiento de esta enfermedad y seguramente, en un futuro, podremos diseñar un tratamiento frente a estas células madre”, señala el experto. 
De hecho, estos modelos son extremadamente útiles para aprender sobre la biología del tumor, pero también pueden ser utilizados para ensayar la respuesta a distintos fármacos o terapias y ver cuáles son más o menos eficaces. “Actualmente, es el mejor modelo in vitro de glioblastoma multiforme que conocemos, pero debemos seguir investigando para poder analizar su potencial uso en la clínica diaria”, declara.

En este sentido, expone que en este trabajo se demuestran dos cuestiones esenciales: que dentro de un único tumor cerebral hay varios grupos de células madre y que las que se consiguen “copiar” no siempre representan al grupo más frecuente; la segunda es que, desde el punto de vista genético, hay “copias” más estables que otras, lo cual se relaciona incluso con el propio tipo tumoral original.

Medicina de Precisión

Este trabajo ha sido dirigido íntegramente por Ángel Ayuso, quien lleva trabajando junto a Cristóbal Belda, director de Investigación de HM Hospitales, más de 5 años en la biología de células madre tumorales derivadas de pacientes. Del mismo modo, ha habido multitud de colaboraciones con los equipos de Neurocirugía de HM Hospitales y la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo, así como de otros hospitales.

Dicho estudio forma parte del proyecto global del laboratorio de Neuro-oncología y Oncología Torácica, que persigue desarrollar una Medicina de Precisión orientada al tratamiento de este tipo de tumores. Así pues, “las herramientas robustas y fiables para la personalización del tratamiento de esta grave enfermedad, ya sea a través de ‘copias’ obtenidas de células madre o a través de determinaciones en sangre de mutaciones de tumores cerebrales, nos permite afinar más en los diagnósticos que realizamos sobre nuestros pacientes”, concluye Ayuso.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.