Unas células intestinales, clave en el 'misterio' de la enfermedad de Crohn

Mediante tejidos de resecciones intestinales los investigadores van a analizar el papel de las células dendríticas

David Bernardo, en el centro de la imagen, es el líder de la investigación.
Unas células intestinales, clave en el 'misterio' de la enfermedad de Crohn
mar 05 noviembre 2019. 10.40H
Se busca al culpable de la enfermedad de Crohn, de la colitis ulcerosa y de las enfermedades inflamatorias intestinales. Pero la investigación va por partes. Concretamente, el Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM) de la Universidad de Valladolid y el CSIC se han propuesto analizar las células dendríticas del intestino como agente causante de que el sistema inmune ataque al intestino.

Esa es la hipótesis de investigación que ha planteado David Bernardo, investigador 'Ramón y Cajal' del IBGM que ha aunado esfuerzos con especialistas del Hospital Clínico Universitario y Hospital Universitario Río Hortega para analizar muestras procedentes de resecciones intestinales.

"Queremos estudiar en profundidad las células dendríticas del intestino, una parte central del sistema inmune. Creemos que lo que sucede en esta patología es que el sistema inmune se equivoca y ataca las células del intestino en estos pacientes", ha explicado a Redacción Médica.


"Vamos a ser capaces de aislar las células dendríticas y hacer ensayos en tejido humano"


En cuanto a la importancia de la investigación que van a emprender, destaca que "gran parte del conocimiento sobre la biología del sistema inmune del intestino en general y de las células dendríticas, en particular, se ha obtenido desde modelos animales. Eso está muy bien para generar conocimiento, pero pocas veces se puede trasladar a la práctica clínica".

Ahora, sin embargo, gracias a las muestras de resecciones intestinales de pacientes con enfermedad de Crohn, "vamos a ser capaces de aislarlas y hacer ensayos, no con ratones, sino con células humanas de pacientes para compararlas con controles y ver cuál es el 'fallo' que tienen", detalla. "Vamos a estudiar tanto tejido inflamado como tejido no afecto y vamos a tener tejido no afecto de pacientes con cáncer de colon para poder compararlo. No es lo ideal, pero necesitamos una población con tejido sin inflamación, porque hemos visto que incluso el tejido no afecto de pacientes de Crohn tiene alteraciones".

El estudio, no obstante, 'deja fuera' a los pacientes con colitis ulcerosa por una sencilla razón. "Afortunadamente para ellos, los pacientes con colitis ulcerosa consiguen ser controlados antes de que tengan que realizarles una resección intestinal, con lo cual no los podemos utilizar para nuestro modelo" explica Bernardo. Pero como Crohn y colitis tienen características comunes, y las dos son enfermedades inflamatorias intestinales, por lo que esperamos que los resultados que encontremos se puedan trasladar a estos pacientes".


Subpoblaciones de células dendríticas


Así, explica que "las células dendríticas son como los linfocitos T, es decir, que hay varias subpoblaciones. En concreto hay tres subpoblaciones y sabemos que en estos pacientes se encuentran alteradas. Lo que no sabemos es qué subpoblación  específica es la que está alterada y desencadena la inflamación. Además, cada subpoblación tiene marcadores únicos y factores de transcripción diferentes, con lo cual, si podemos identificar la subpoblación específica que está alterada podemos o intentar modularla, o bien ayudar a que se diferencien correctamente", comenta el investigador.


"Presentaremos los resultados en el congreso de Geteccu de 2021"


Un equipo formado por inmunólogos, gastroenterólogos, cirujanos de intestino y anatomopatólogos, del Hospital Clínico Universitario y del Hospital Universitario Río Hortega, va a ser el encargado de 'seguir la pista' de estas células para esclarecer el mecanismo por el cual se desarrolla la enfermedad de Crohn.


Dos años de investigación


El proyecto de investigación cuenta con una beca de 12.000 euros del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (Geteccu) y tiene una duración prevista de dos años. "Presentaremos los resultados en el congreso de Geteccu de 2021, aunque el año que viene presentaremos una memoria intermedia", cuenta Bernardo.

Entre las cuestiones que esperan responder, señalan desde el centro, también se encuentra saber por qué estas patologías afectan a zonas concretas y predeterminadas del intestino, que afectan al recto y suben hacia el colon "pero nunca llega al íleon".

"¿Por qué determinados sitios se inflaman con frecuencia? ¿Por qué las células 'pre-inflamadas' no hacen inflamación en todo el intestino? ¿Hay algo que protege ese tejido y por eso no termina de inflamar? O bien ¿hay algo predispuesto en esa parte del intestino que dispara la inflamación?". Como buena investigación, no basta con hallar el culpable. También tienen que descubrir el móvil y el arma con la que las células dendríticas 'disparan' las enfermedades inflamatorias intestinales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.