14 dic 2018 | Actualizado: 21:45

Las células madre intestinales dan pistas para evitar tumores hereditarios

El uso de cisplatino elimina las células precancerosas pero se están buscando alternativas

Las células madre intestinales dan pistas para evitar tumores hereditarios
mar 06 noviembre 2018. 17.55H
Tratar las células madre precancerosas en una etapa temprana podría ser clave para prevenir el cáncer de intestino en personas que nacen con un riesgo muy alto de la enfermedad, según un estudio realizado en ratones y presentado en la Conferencia del Instituto Nacional de Investigación del Cáncer (NCRI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Investigaciones anteriores han sugerido que las células madre desempeñan un papel clave en el desarrollo del cáncer, pero han demostrado ser muy difíciles de tratar con medicamentos contra el cáncer en tumores establecidos. Este nuevo trabajo indica que estas células madre podrían ser sensibles a los fármacos contra el cáncer existentes, pero solo si se tratan muy temprano, lo que sugiere que es posible prevenir el cáncer de intestino en personas que han heredado un riesgo muy alto de desarrollar la enfermedad.

El trabajo fue presentado por Michael Hodder, investigador del Cancer Research UK Beatson Institute, en Glasgow, Reino Unido. "Las células madre desempeñan un papel importante en nuestros cuerpos porque son capaces de dividirse y crecer en muchos tipos diferentes de células. También se encuentran en los tumores donde esta capacidad de multiplicarse hace que sea más difícil detener el crecimiento y la expansión del cáncer", explica.


Poliposis adenomatosa familiar



Las células madre precancerosas eran más sensibles al cisplatino que las células madre normales


"Quería estudiar las células madre del cáncer más de cerca para ver si podía descubrir una vulnerabilidad a la que poder dirigirse para tratar el cáncer con más éxito", añade. Trabajando con el Profesor Owen Sansom, director del Instituto Beatson de Investigación de Cáncer de Reino Unido, Hodder estudió el papel de las células madre en las entrañas de ratones que se habían criado para imitar una patología hereditaria humana llamada poliposis adenomatosa familiar o FAP.

Las personas con FAP tienen más de un 95 por ciento de probabilidades de desarrollar cáncer de intestino, con una edad promedio en el momento del diagnóstico de 40 años. Presentan un fallo en un gen llamado poliposis adenomatosa (APC). Los ratones también tenían un equivalente defectuoso del gen APC por lo que, si no se los trata, desarrollarían tumores en sus entrañas.

Los investigadores utilizaron los tratamientos contra el cáncer existentes en una etapa muy temprana para ver si se podía detener el desarrollo de tumores en alguno de los roedores. De esta forma, encontraron que el cisplatino podría prevenir el cáncer en los ratones.


Tratamiento en etapas tempranas


Los investigadores también detectaron que las células madre precancerosas eran más sensibles al cisplatino que las células madre normales en el intestino de los ratones. Esto sugiere que es posible tratar las células madre cancerosas, pero solo si se realiza en una etapa temprana, antes de que se desarrolle un tumor, mientras que tratar de combatir las células madre cancerosas con medicamentos como el cisplatino una vez que se establece un tumor es probablemente demasiado tarde.

Hodder explica: "Para las personas con FAP que heredan un riesgo extremadamente alto de cáncer de intestino, existe un claro beneficio de poder prevenir los tumores. Ha habido algunas investigaciones sobre el uso de la aspirina para prevenir el cáncer de intestino, lo que sugiere que es posible prevenirlo".


Prevenir el cáncer de intestino



La detección de células madre puede ser una vía para prevenir tumores en personas son riesgo alto de cáncer intestinal


"Esta investigación se realizó en ratones, no en humanos, pero presenta la posibilidad de que la detección de células madre podría ser una vía para prevenir tumores en personas con un riesgo muy alto de cáncer intestinal", agrega.

Y continúa: "El cisplatino es un poderoso medicamento contra el cáncer que puede causar efectos secundarios graves, por lo que tendremos que descubrir si puede funcionar en células madre precancerosas a dosis muy bajas, o si podemos encontrar otros medicamentos que tengan el mismo efecto, pero con menos efectos secundarios".

Hodder y sus colegas continúan probando una variedad de medicamentos para ver si funciona alguna alternativa menos dañina de la misma manera que el cisplatino, puesto que solo así se podría probar el enfoque en las personas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.