Identifican una diana terapéutica para tratar el hígado graso no alcohólico

Investigadores españoles han patentado una terapia epigenética para el abordaje de esta patología

Imagen de tejido de hígado graso no alcohólico.
Identifican una diana terapéutica para tratar el hígado graso no alcohólico
mar 26 noviembre 2019. 11.40H
Un equipo de investigadores españoles ha identificado una posible diana terapéutica para los pacientes que sufren la enfermedad del hígado graso no alcohólico. La investigación llevada a cabo en el laboratorio de Enfermedades Hepáticas del Center for Cooperative Research in Biosciences (CIC bioGUNE) dirigido por Malu Martínez Chantar, investigadora del CIC bioGUNE y Ciber de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (Ciberhd), ha verificado que el microRNA 873-5p, como se denomina la molécula identificada como reguladora de la expresión génica, puede abrir una puerta para el tratamiento del hígado graso no alcohólico.

La nueva terapia epigenética ha sido patentada por el centro de investigación, centro que ha firmado un acuerdo de colaboración con la empresa biotecnológica estadounidense Mitotherapeutix que permitirá el desarrollo de estudios clínicos de moléculas terapéuticas dirigidas a este microRNA. Hasta el momento se han realizado estudios preclínicos en modelos de hígado graso y fibrosis.


"Los miRNAs son moléculas reguladoras de la expresión génica"


Según ha explicado Martínez Chantar, "los miRNAs son moléculas reguladoras de la expresión génica, y un solo miRNA puede modular la expresión de genes múltiples implicados en diferentes procesos asociados al desarrollo de una patología". "Este amplio espectro de acción les ha posicionado como nuevas herramientas terapéuticas para el tratamiento de enfermedades complejas", ha añadido.

Junto a CIC bioGUNE, en el estudio colaborativo a escala internacional han participado el Hospital Universitario y el Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla, la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco, la Facultad de Farmacia de la Universidad de Lisboa, la Universidad de Vermont (EEUU), la Universidad de Saarland (Alemania), la Universidad de Luxemburgo y el Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles (EEUU).

Los resultados del estudio han sido publicados en la revista Molecular Metabolism, siendo el primer autor Pablo Fernández Tussy, investigador del CIC bioGUNE y del Ciberehd.


Enfermedad sin tratamiento


La enfermedad del hígado graso no alcohólico presenta una prevalencia entre el 20 por ciento y el 30 por ciento de la población mundial, lo que determina que aproximadamente 1.700 millones de individuos sufran esta enfermedad. Esta patología abarca desde la esteatosis simple (grasa hepática) hasta su manifestación inflamatoria (esteatohepatitis), que puede evolucionar a fibrosis, cirrosis y, en ocasiones, a carcinoma hepatocelular.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es la manifestación hepática del síndrome metabólico y está relacionada con diversos síntomas, como obesidad, resistencia a la insulina, dislipidemia e hipertensión arterial sistémica.

Según han indicado desde CIC bioGUNE, una de las principales características de esta patología es "su enorme complejidad debido a las comorbilidades asociadas, lo que resulta que aún hoy en día se considere una enfermedad sin tratamiento, pese a las inversiones realizadas por distintas compañías en estudios clínicos dirigidos a su tratamiento".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.