sáb 04 abril 2020. 09.00H
Los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y de la Red Española de Registros de Cáncer (Redcan) apuntan a que este año habrá más de 44.200 personas con un nuevo diagnóstico de cáncer colorrectal, cifra que se traduce en 850 nuevos casos a la semana.

“La prevención, que incluye tanto diagnósticos precoces como la eliminación de los factores de riesgo, es la única forma de atajar el crecimiento de esta enfermedad”, explica Carlos Suárez, especialista en Aparato Digestivo.

El incremento anual de la incidencia de este tipo de cáncer se puede deber, en palabras de Suárez, al envejecimiento de la población española, que además se somete a más pruebas diagnósticas. Además, los malos hábitos de vida, “cada vez más instaurados en la población”, influyen en la predisposición.

Existen diferentes factores de riesgo que no se pueden evitar, como la edad o haber tenido pólipos adenomatosos, cáncer colorrectal previo, enfermedad inflamatoria intestinal o diabetes tipo II no insulinodependiente.


Factores de riesgo evitables en el cáncer de colon


Sin embargo, también existen factores de riesgo que sí pueden evitar y que están ligados al actual estilo de vida. Es el caso de la alimentación: se recomienda una dieta rica en fibra (fruta y verdura), calcio y vitamina D (lácteos, frutos secos, legumbres, pescado azul), ya que pueden actuar como protectores frente al cáncer de colon.

Asimismo, es aconsejable reducir o eliminar el consumo de alcohol y tabaco, ya que aumentan el riesgo de desarrollo de pólipos en la mucosa del colon.

Aunque tienen un origen benigno, con el paso del tiempo tienen una alta capacidad de malignizarse y convertirse en un cáncer de colon si no son extirpados a tiempo. Además, se recomienda evitar el sedentarismo y la obesidad.


Los pólipos crónicos, causa del 95% de los cánceres colorrectales


“El 95 por ciento de los casos de cáncer colorrectal tienen su origen en un pólipo crónico”, comenta Suárez. “Pueden pasar años desde la aparición del pólipo hasta su malignización. Además, en sus primeras etapas (carcinoma in situ), es decir, cuando todavía no ha afectado a la mucosa del colon, no presenta síntomas”.

Por este motivo, “se recomienda realizar colonoscopias a toda la población a partir de los 50 años, ya que además permite extirpar los pólipos durante la realización de la misma”, resalta el especialista.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.