En caso de reacción después de la vacuna Covid, ¿qué debo hacer?


Todos los medicamentos, incluidos las vacunas contra el Covid-19, pueden producir alguna reacción leve. En el caso de las vacunas contra el Covid, los efectos secundarios más habituales son dolor en la zona de inyección, malestar, dolor muscular y décimas de fiebre.

Las vacunas aprobadas por la Comisión Europea han pasado la revisión exhaustiva de los expertos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Todas las vacunas que se han comenzado a comercializar pueden provocar unos leves efectos secundarios que desaparecerán al cabo de las horas. Entre las reacciones adversas más comunes en las vacunas se encuentran:
  • Dolor en la zona de la inyección.
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza.
  • Vómitos.
  • Dolor muscular.
  • Mal estar.
Además, los estudios que se realizaron antes de aprobar estas vacunas mostraron que suelen producirse mayoritariamente tras recibir la segunda dosis, y que los mayores presentan menos efectos ante este fármaco.

Efectos adversos ‘inusuales’ en Astrazeneca y Janssen


En cuanto a los efectos adversos trombocitos ‘inusuales’ que podrían tener un vínculo con las vacunas de AstraZeneca y Janssen, según la EMA, la agencia reguladora del medicamento recomienda acudir a los servicios de urgencias siempre y cuando se presenten esta serie de síntomas:
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor de pecho.
  • Hinchazón en la pierna.
  • Dolor abdominal persistente (zona del vientre).
  • Síntomas neurológicos como dolores de cabeza intensos y persistentes o visión borrosa.
  • Manchas de sangre más allá de la zona donde se ha realizado la inyección.

¿Cómo notificar una reacción adversa tras la vacunación?


Además, desde el Ministerio de Sanidad explican que se debe buscar atención sanitaria “en su centro de salud u hospital de referencia, en función de la importancia de la reacción”.También es importante que la reacción se notifique al Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFVh), por el personal sanitario o por la ciudadanía. Esta puede realizarlo telepáticamente a través de www.notificaram.es

Este paso tiene especial importancia porque el Sistema Español de Farmacovigilancia registra y analiza las reacciones adversas notificadas para establecer si tienen o no relación con la vacunación.

Además, estas reacciones adversas que son notificadas también se recopilan a nivel europeo (en la Agencia Europea de Medicamentos) y mundial (en la Organización Mundial de la Salud). Todo ello con el objetivo de evaluar de forma constante la seguridad de las vacunas y el resto de medicamentos. Por ese motivo, reiteran desde el Ministerio que es muy importante notificar las sospechas de estas reacciones adversas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.