Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:50
Viernes, 28 de junio de 2013, a las 11:13

El Gobierno japonés ha autorizado el primer ensayo clínico del mundo con células madre iPS, o de pluripotencia inducida, que se obtienen a partir de simples células de la piel de cada paciente. El País titula así en el interior de sus páginas de vida&artes: Japón autoriza el primer ensayo en humanos con células iPS, y subtitula: Obtenidas a partir de la piel, serán programadas para regenerar retinas de ciegos.

Según el rotativo nacional, los científicos convertirán dichas células en retinas para implantar a ciegos con degeneración macular asociada a la edad, la principal causa de ceguera en el mundo. Si el ensayo clínico, previsto para antes de que acabe el año, demuestra que la técnica es eficaz para devolver la visión a los ciegos, supondrá el principio de la anunciada revolución de la medicina regenerativa. Un nuevo continente biomédico cuya idea central es construir células madre a partir del genoma de cada paciente, transformarlas en cualquiera de los cientos de tipos celulares y tejidos del cuerpo (neuronas, islotes del páncreas, tejido hepático o renal y todo lo demás) y trasplantarlas a los pacientes de enfermedades hoy incurables.

Asimismo, El País destaca que la solicitud de ensayo ha sido presentada por el Instituto Riken, uno de los centros científicos más prestigiosos de Japón, y la Fundación para la Investigación Biomédica de ese país. Su objetivo, por el momento, se limita a la regeneración de la retina humana. La necesidad de repetir este proceso con cada paciente se debe a una cuestión crucial: que de este modo el implante es genéticamente idéntico al receptor y se evita toda posibilidad de rechazo inmunológico. El arranque del ensayo espera la autorización del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar japonés, pero los científicos confían en que pueda empezar en los próximos meses.

Por otro lado, la prensa canaria publica los datos del estudio presentado ayer por los Laboratorios González Santiago y la Sociedad Canaria de Cardiología (SCC), que destaca que casi seis de cada diez canarios (57 por ciento) tienen el nivel de colesterol en sangre por encima del máximo establecido. El diario local El Día reserva un espacio en su portada para titular: Seis de cada 10 canarios tienen las arterias destrozadas.

Según esta cabecera, ni las campañas informativas, ni los consejos médicos continuos están consiguiendo que los niveles de colesterol bajen entre la población y eso se traduce en el empeoramiento generalizado de la salud de los canarios, que se han colocado como los que más riesgo tienen de padecer una enfermedad cardiovascular de España.