21 de septiembre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 21:30
Opinión > FIRMAS

Defensa de las terapias médicas no convencionales frente a las cefaleas

Por Santiago de la Rosa, presidente de la Comisión de Médicos Naturistas del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid
Miércoles, 05 de marzo de 2014, a las 10:18
La semana  del 17 al 23 de febrero nos levantamos leyendo que la homeopatía, la dietética y los suplementos ortomoleculares no son eficaces para aliviar el dolor de cabeza o las migrañas, pero sí en cambio los antimigrañosos o analgésicos que nos ofrece la farmacopea científica. Está muy bien ayudar y solucionar el dolor sintomático del paciente, pero hay que pensar que, en Medicina, como en cualquier otra rama del saber, debemos ir a la causa.

En ninguna parte del artículo se habla de las diferentes causas de la migraña o cefalea, tan solo se habla de las bondades de la ciencia, de los fármacos que debemos prescribir a los pacientes, pero ¿durante cuánto tiempo puede un paciente migrañoso o con cefaleas estar tomando pastillas?

En algún momento se cansará y buscará otras alternativas. Como médico integrativo veo necesario destacar que algunas de las causas más comunes de las cefaleas o migrañas pueden ser, según la medicina tradicional china, por plenitud (por calor, por frio, patología energética de hígado, corazón y por estómago) y por vacio (vacio de sangre, vacio de pulmón-corazón, vacio de estómago, bazo-páncreas, vacio de riñón).

Todas estas son las causas energético-funcionales de una cefalea o migraña que se tratarían en la parte oriental de nuestro planeta con fitoterapia tradicional China y con acupuntura. Otra solución pueden ser los remedios homeopáticos. Podemos tratar un dolor de cabeza con fármacos químicos, con un analgésico, un antinflamatorio,  un antimigrañoso, para eliminar un dolor fuerte y puntual pero, ante todo, lo importante es buscar la causa de ese dolor de cabeza y eliminarlo.

Para ello se necesita tiempo, una buena historia clínica para llegar a la causa exacta del problema e ir combinando la prescripción con alopatía, homeopatía y acupuntura para su eliminación total. Hay muchas personas que han superado problemas de este tipo arrastrados durante años utilizando las tres terapéuticas. Pero lo que no debemos nunca es desechar las terapias físicas en detrimento siempre de la química.

No debemos estar recurriendo siempre a la química, porque si lo hacemos de manera crónica podemos estar afectando a la larga a nuestro metabolismo hepático. No es recomendable sobrecargar este metabolismo, ya que últimamente lo sometemos a un exceso de trabajo por todos los tóxicos ambientales que nos rodean y por los hábitos de vida poco saludables en general. Además, es muy importante aconsejar a los pacientes aquejados de cefaleas que utilicen el móvil con precaución, así como las redes wifi. Igual importancia tiene conocer si el paciente es intolerante a algún alimento para que su flora intestinal esté en buenas condiciones, no fermente demasiado y haga trabajar menos a su hígado.

Así es como, en mi condición de médico integrativo, veo el tratamiento de las migrañas o cefaleas. Nunca quito un tratamiento químico recomendado por otro colega hasta que el paciente no comienza a mejorar. Es el paciente mismo el que, al ver que mejora, va a ir disminuyendo la dosis y espaciando las tomas hasta que se ve liberado de su molestia o dolor de cabeza en sus diversas modalidades.

Creo que esta es la manera más constructiva de ayudar al enfermo para que su problema no se haga crónico y desesperante. Un paciente con dolor de cabeza o migrañoso desea como todos estar bien, trabajar y vivir feliz,  no atormentado por el dolor y por su dependencia en las crisis a los fármacos.