11 dic 2018 | Actualizado: 21:10
Vie 25 marzo de 2016. 20.18H
Sala de espera
Estos días se cumplen 30 años del nacimiento del primer bebé concebido mediante fecundación 'in vitro' en la sanidad pública española y varios medios de comunicación se hacen eco de la efeméride. Así, Diario de Navarra, recuerda que el 24 de marzo de 1985 nacía en el Hospital La Paz la que fue llamada, la primera 'niña probeta', después de que su madre quedara embarazada, gracias a las técnicas de reproducción asistida que desde 1985 se estaban llevando a cabo en este hospital. El rotativo también recuerda que la sanidad privada fue pionera y se adelantó unos meses. Casi un año antes, un embarazo obtenido a través de esta técnica se llevó a término en una clínica privada de Barcelona.

Treinta años después la reproducción asistida se ha generalizado. Según destaca Madridpress.com, el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital La Paz atiende hoy en día a unas 1.400 pacientes al año. Sólo en 2015 se realizaron 348 inseminaciones artificiales, de las que un 10 por ciento concluyeron en embarazo, y 344 punciones para fecundación 'in vitro'. Mediante esta técnica se logró una tasa de gestación del 41,5 por ciento, según datos regionales. Y se consiguieron otros 24 mediante la descongelación de embriones.

La reproducción asistida ha encontrado su hueco en una sociedad donde la paternidad cada vez se retrasa más. Sin embargo, siguen existiendo desafíos para las parejas que quieren ser padres y tienen que recurrir al auxilio de la medicina. Coincidiendo con la efeméride (aunque sin mencionarla), El País publica un artículo este viernes titulado '¿Me financias mi bebé?', en el se explica como algunas personas están llevando a cabo campañas de 'crowfunding' para poder pagarse los tratamientos de fertilidad, ya que han agotado los intentos financiados por la seguridad social, pero mantienen su empeño de ser padres.

"Muchas parejas acuden primero al sistema público, para lo cual hay que tener menos de 40 años. El tiempo de espera ronda el año y medio y tienen un máximo de dos intentos", explica el artículo, firmado por Carmen Perez-Lanzac. Después, la seguridad social deja de hacerse cargo de ellos. Por lo privado el precio medio de cada 'in vitro' ronda los 5.000 euros.

Perez-Lanzac cita en su artículo el texto que acompaña a la campaña de recaudación de fondos de una de las madres. Comienza así: “Nadie dijo que el camino de la reproducción asistida fuera fácil, pero si me conoces, aunque solo sea un poco, sabrás que a cabezonería no me gana nadie”.