Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Vera dice que Navarra “es una de las primeras CCAA con Plan de Eficiencia Energética para centros sanitarios”

El punto de partida ha consistido en una auditoría energética, según la cual, el consumo eléctrico en todos los centros del SNS en 2011 fue de más de 35 millones

Jueves, 14 de marzo de 2013, a las 19:11

Redacción. Pamplona
La consejera de Salud, Marta Vera, ha destacado que la Comunidad foral "es una de las primeras comunidades autónomas que aprueba su Plan de Eficiencia Energética para centros sanitarios", un proyecto que contempla una serie de medidas encaminadas a "mejorar la eficiencia energética" y a ahorrar 1,4 millones de euros anuales.

Vera, consejera de Salud.

Vera ha comparecido junto al director gerente del Servicio Navarro de Salud, Ángel Sanz Barea, en el Parlamento de Navarra a petición del PSN para explicar el Plan de Eficiencia Energética, que, según ha expuesto, contempla medidas estructuradas en tres fases de ejecución.

La consejera de Salud ha recordado que "las inversiones globales del plan alcanzan los 10 millones de euros con el objetivo final de cumplir con el Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020 que establece la obligatoriedad de reducir en un 20 por ciento el consumo energético y que supondría un ahorro económico anual de 1,4 millones de euros".

El punto de partida ha consistido en una auditoría energética, según la cual, el consumo eléctrico en todos los centros del SNS en 2011 fue de más de 35 millones de kilovatios/hora y el consumo término, cercano a los 50 millones de kilovatios/hora.

Vera ha indicado, además, que el gasto energético del Servicio Navarro de Salud en 2012 fue de 6.965.782 euros, de los que algo más de 4 millones han correspondido al consumo eléctrico, 2.200.000 al consumo de gas, y poco más de medio millón al consumo de gasóleo.

Medidas

Por su parte, Ángel Sanz Barea ha expuesto que este plan es una estrategia que incluye medidas a corto, medio y largo plazo agrupadas en cuatro bloques: optimización de las tarifas; medidas de ahorro energético; mejora de las instalaciones; y sensibilización de empleados y usuarios.

Las medidas a corto plazo, ha explicado, "son actuaciones de implantación inmediata para la mejora de la eficiencia y el control y permiten reducir la factura energética con muy poca inversión, como la revisión de contratos de energía, de mantenimiento, sustitución de lámparas, o campañas de concienciación de los trabajadores".

En cuanto a las acciones a medio plazo, que tienen "un periodo de retorno de la inversión realizada de 2 años", se contemplan "instalar baterías de condensadores, sectorización de circuitos, instalaciones de controladores de climatización, o sustitución de algunas ventanas". En cuanto a las medidas a largo plazo, ha indicado que "requieren mayor inversión y tienen un retorno superior a dos años".

Para el desarrollo de estas medidas, el Plan prevé la contratación de empresas de servicios energéticos (ESE), que realizan las inversiones necesarias y suministran y gestionan la energía, mantienen las instalaciones y adoptan medidas de ahorro y eficiencia y aprovechamiento. Obtienen beneficio en función del ahorro energético y de la mejora de la eficiencia conseguida.