Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05
Martes, 12 de mayo de 2015, a las 11:33
Redacción. Madrid
El candidato de UPyD a la presidencia a la Comunidad de Madrid, Ramón Marcos, ha defendido acabar con “la politización de la Administración”, se ha comprometido a “no nombrar a dedo y no enchufar a nadie”, además de preguntar que si es “tan fácil” corregir la corrupción, como se deduce después de escuchar al resto de aspirantes, “por qué no se ha hecho hasta ahora”, sin olvidar la exigencia de “menos ladrillo y más batas blancas” y la propuesta de contratar a 6.000 médicos más para hacer frente a los quirófanos que en este momento no están siendo atendidos.

Ramón Marcos.

En un debate en Telemadrid con el resto de candidatos a la Asamblea y en el bloque sobre lucha contra la corrupción y por la regeneración democrática, Ramón Marcos ha afirmado este lunes que el problema es que existe una “máquina averiada, que son las instituciones, y que produce corruptos y corruptores” y que lo que hay que hacer es “cambiarla”.

Ha empleado unos pocos segundos de su primera intervención, de un total de cinco minutos disponibles, para preguntarle a la popular Cristina Cifuentes cómo se siente siendo candidata de un partido que “desde sus orígenes es corrupto”.

Lo que el magenta ha propuesto es “despolitizar la Administración”, de modo que los consejeros sí fueran nombrados por el partido ganador pero los directores generales de la Administración, por ejemplo, deberían ser “profesionales” nombrados “por su talento y no enchufados del partido”. Lo que defiende es el aumento de los controles internos y externos.

Ha opinado que desde 2004 “la apuesta es el no modelo”, que pasa por “hacer hospitales con criterios electoralistas” mediante la colaboración público-privada. Esto no ha beneficiado a la salud de los madrileños, al contrario, la ha puesto “en riesgo”, con “largas listas de espera quirúrgica y diagnóstica”.

Ramón Marcos exige que no se haga oídos sordos a las peticiones de los profesionales y de los pacientes. En este punto ha asegurado que en hospital de Getafe hay quince quirófanos pero sólo funcionan dos por la tarde mientras que en las urgencias de La Paz no hay un modelo sobre cómo tratar a los pacientes que llegan a este servicio.