Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 11:15

Unanimidad en la oposición contra el proyecto de Presupuestos

Los grupos parlamentarios instan al Gobierno a negociar si quiere los apoyos que necesita

Miércoles, 13 de marzo de 2013, a las 17:53

Redacción. Vitoria
EH Bildu, PSE, PP y UPyD han criticado los recortes que presentan las cuentas para 2013 y han cuestionado su validez para ayudar a Euskadi a salir de la crisis económica.

Laura Mintegi, portavoz de EH Bildu; Gorka Maneiro, de UPyD; José Antonio Pastor, del PSE; y Antonio Basagoiti, del PP.

El proyecto presupuestario presentado por el Gobierno del PNV no ha convencido a los miembros de la oposición. PSE, EH Bildu, PP y UPyD han mostrado su rechazo a unos presupuestos de los que critican los recortes realizados, poniendo en duda que su aplicación sirva para ayudar a Euskadi a salir de la crisis.

Los diferentes grupos parlamentarios han instado al Ejecutivo que dirige Íñigo Urkullu a negociar si quiere sacar adelante unas cuentas que cuentan con un 10,8 por ciento de las correspondientes a 2012, situándose en los 9.316 euros. De ellos, el 79,9 por cien se destinará a Salud, Educación y Protección Social, tres elementos considerados “clave”.

La portavoz de EH Bildu, Laura Mintegi,  ha asegurado que unas cuentas diferentes son “posibles”, aunque ello requiere de "valentía" para reformar la fiscalidad, aumentar así los ingresos y poder hacer unos presupuestos "dignos" que den respuesta a la situación de crisis.

Mintegi ha reclamado a Urkullu que no haga seguidismo del Gobierno central y que no opte por la vía de los recortes porque "no hay que mirar sólo al capítulo de gasto sino al de ingresos".

Según ha anunciado, EH Bildu aún no ha decidido si presentará una enmienda a la totalidad, ya que la decisión definitiva se tomará tras un estudio "detallado" de las cuentas. En cualquier caso, ha considerado que los presupuestos del Ejecutivo de Urkullu se limitan "repartir miseria".

También los socialistas se reservan el derecho de enmendar las cuentas en su totalidad, aunque esta mañana su portavoz en el Parlamento, José Antonio Pastor, no ha cerrado las puertas a una negociación sobre la que -ha admitido- no es optimista.

Pastor ha cuestionado el carácter social de los presupuestos y ha alertado de que los "recortes" que plantea ponen en peligro la enseñanza trilingüe, la estrategia en crónicos en Sanidad, las inversiones en innovación y sanidad y los servicios públicos en Sanidad.

Para el portavoz socialista, éstas son las cuentas "de la resignación y de la parálisis, que no apuntalan la salida a la crisis desde la cohesión social y el crecimiento económico que genere empleo". El PNV, ha añadido, no puede pedir apoyo a unos presupuestos "que van a desangrar a la sociedad vasca".

Tampoco lo tendrá fácil Iñigo Urkullu para conseguir el respaldo del PP, ya que hoy el presidente de los populares vascos, Antonio Basagoiti, ha avisado de que el proyecto presupuestario debe "mejorar mucho" para que su grupo al menos se abstenga en el Parlamento.

Basagoiti ha pedido al Ejecutivo que "escuche a la oposición y sea capaz de llegar a acuerdos", al tiempo que ha defendido la conveniencia para el futuro de Euskadi de que PNV, PSE-EE y PP alcancen "un acuerdo de mínimos que garantice la estabilidad presupuestaria".

Desde UPyD, Gorka Maneiro ha avisado al Ejecutivo nacionalista de que si no introduce cambios en los presupuestos los rechazará porque tal y como han sido presentados "no sirven para incentivar la actividad económica ni crear empleo" al incluir "reducciones muy importantes en políticas activas de empleo, en I+D+i y en inversiones productivas".