Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 20:00

Puerta de Hierro resuelve con la teleconsulta los cuidados de Enfermería en heridas crónicas

Se enmarca dentro de la estrategia de atención a la cronicidad de la Comunidad

Martes, 22 de septiembre de 2015, a las 14:06
Redacción. Madrid
El Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda ha puesto en marcha un Servicio de Teleconsulta de Enfermería para úlceras y heridas crónicas integrado dentro de la Unidad de Úlceras de este centro sanitario. El mismo se hace realidad a través de una interconsulta enfermera convertida en teleconsulta “gracias a la herramienta de trabajo fiable que a día de hoy supone la historia clínica electrónica (compartida con Atención Primaria) y el apoyo del correo electrónico”, apunta el centro.

María Codesido, gerente del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda.

Esta teleconsulta, enmarcada en la estrategia de Atención al Paciente crónico de la Comunidad de Madrid, profundiza en la utilización del uso de las herramientas basadas en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) dirigidas a facilitar y potenciar la figura del paciente activo.

Lleva en funcionamiento desde junio de 2015 y desde entonces ha dado entrada con éxito a 10 pacientes de forma continuada por diferentes medios, por ejemplo, el trabajo de videoconferencia con la Residencia Reina Sofía por la que han sido atendidos seis pacientes desde el 9 de julio obteniendo excelentes resultados, señala el hospital.

El hospital madrileño recuerda que la Unidad Multidisciplinar de Úlceras y Heridas Crónicas del Hospital Universitario Puerta de Hierro lleva más de 8 años funcionando con un “altísimo rendimiento”. Su trabajo, liderado por enfermería experta en el tratamiento de heridas, ofrece un asesoramiento en pacientes con úlceras y heridas complicadas con un abordaje desde diferentes disciplinas, que van desde la dermatología hasta la cirugía plástica pasando por la radiología intervencionista o la unidad del dolor. Actualmente, más del uno por ciento de la población presenta este tipo de lesiones, si bien se estima que este porcentaje irá en aumento en los próximos años.