Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Viernes, 04 de diciembre de 2015, a las 15:45
Redacción. Valladolid
Los más de 5.000 sanitarios que esperan el reconocimiento de su carrera profesional podrán cobrar, si obtienen la acreditación necesaria, los atrasos que se acumulen desde enero de 2012 hasta el momento de hacer efectivos sus nuevos derechos profesionales.

Pablo Vicente, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO.

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que no admite apelación, obligará a la Gerencia Regional de Salud (Sacyl) a reconocer todos los derechos que se derivan de la carrera profesional desde esa fecha y no desde el momento en el que sea reconocida.

Según señala el sindicato CCOO, este hecho vuelve a mostrar el enorme desastre que es la gestión de la sanidad en Castilla y León especialmente en cuestiones de personal.

CCOO se personó  en los juzgados para obligar a Sacyl a convocar la carrera profesional de 2010. “Se trata de un sistema para que se reconozcan méritos a los profesionales que van más allá de la atención sanitaria, como la investigación, la dirección de proyectos o la docencia, y que también está vinculado a la antigüedad”, recuerda el sindicato.

“El sistema conlleva percepciones económicas y se había ido solventando desde 2006 sin problemas hasta que, en 2010, cesó sin ningún motivo, según las reiteradas sentencias judiciales”, critican desde CCOO.

Los tribunales ya han sentenciado que la convocatoria de 2010 debía celebrarse y “se ha abierto a regañadientes recientemente después de que los juzgados amenazaran al gerente del Sacyl con una multa de 600 euros cada 20 días aplicable a su propio patrimonio si persistía en incumplir la sentencia”, afirma CCOO.

CCOO recuerda que otra sentencia judicial acaba de dar al traste con esta estrategia señalando que los derechos económicos se tienen que aplicar desde enero de 2012  independientemente de cuando se reconozcan.