Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Una nueva técnica separa el colesterol ‘malo’ en sangre

Separa mediante aféresis en sangre el LDL ‘malo’

Lunes, 04 de mayo de 2015, a las 18:06
Redacción. Alicante
El Servicio de Hematología del Hospital General de Elche ha puesto en marcha una técnica para tratar a pacientes con hipercolesterolemia familiar heterocigótica denominada “aféresis de lipoproteínas”. El primer paciente fue tratado sin incidencias con esta técnica el pasado 28 de abril.

Antonio Muñoz, gerente del hospital.

La hipercolesterolemia familiar es un trastorno genético heredado relacionado con alteraciones en el metabolismo del colesterol, que afecta a unos 100.000 españoles y que predispone a una marcada elevación de las cifras de colesterol desde el nacimiento con el consiguiente riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular prematura.

Una de las consecuencias de la patología es la acumulación en sangre y la pared de las arterias del colesterol, que a la larga produce aterosclerosis y enfermedad cardiovascular. Existen varios tipos de hipercolesterolemia familiar, uno de ellos es la “heterocigótica”, que se da cuando se hereda el gen transmisor de la patología por parte de uno sólo de los padres.

Emma López, especialista del Servicio de Hematología y responsable de la puesta en marcha de la técnica de aféresis de lipoproteínas que se lleva a cabo en el Hospital de Día de Hematología, ha explicado que la técnica consiste en la extracción de las lipoproteínas aterógenas de forma directa de la sangre, disminuyendo la concentración de colesterol en sangre, lo que contribuye a la prevención de posibles eventos cardiovasculares isquémicos como el infarto agudo de miocardio.

Para pacientes severos

En otras palabras, se trata de la extracción del colesterol LDL malo que se aplica sólo a pacientes muy severos. Los pacientes que se beneficiarán del tratamiento son propuestos por la Unidad Funcional de Factores de Riesgo Vascular.

Se trata de personas con un riesgo muy elevado de padecer eventos cardiovasculares (o que ya los han sufrido) y que presentan una serie de alteraciones que les confieren especial gravedad y además no responden al tratamiento habitual, por los que no se consigue en ellos niveles de LDL deseables.

La técnica empleada es personalizada y se realiza, dependiendo del paciente, una sesión o dos al mes de aproximadamente tres horas de duración.

El gerente del Departamento del Hospital General Universitario de Elche, Antonio Muñoz, ha señalado que “por el momento solo trataremos a los pacientes que recibían hasta la fecha tratamiento en Madrid. En el futuro se estudiará ir incluyendo a los pacientes que reúnan criterios clínicos para aplicar dicha técnica, según los protocolos actualmente existentes y que en nuestro hospital están consensuados entre la Unidad de Riesgo Cardiovascular y el Servicio de Hematología”.