Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Un test evaluará el impacto de las políticas públicas en la salud de los ciudadanos

Contunuará la monitorización de indicadores para poder conocer la evolución de la salud

Martes, 14 de octubre de 2014, a las 16:49
Redacción. Barcelona
El Gobierno regional ha acordado una serie de actuaciones para la identificación, el seguimiento y el abordaje de los diversos factores de las políticas públicas que determinan la salud de la población. A propuesta del Departamento de Salud, el Gobierno ha aprobado, entre otras medidas, desarrollar herramientas, como el “test salud”, para identificar y evaluar el impacto en el estado de la salud de la población de las políticas públicas responsabilidad del Gobierno.

Boi Ruiz, consejero de Salud.

La Generalitat ha señalado que “tomará conocimiento del informe del Observatorio sobre los efectos de la crisis económica en la salud de la población presentado el 9 de octubre de 2014”, y encomendará al observatorio continuar la monitorización de los indicadores necesarios para poder conocer la evolución de la salud y de sus determinantes, poniendo una atención importante en la población más vulnerable.

Asimismo, ha avanzado que impulsará la acción interdepartamental y con el mundo local, en el marco del Plan Interdepartamental de Salud Pública (Pinsap).

La prioridad es reducir las desigualdades en salud

En la primera fase de desarrollo del Pinsap se han priorizado las actuaciones para disminuir las desigualdades en salud que tienen su origen principalmente en los determinantes de salud. La necesidad de conocer el impacto de la crisis económica sobre la salud de la población y especialmente sobre las desigualdades en salud, llevó a la constitución del Observatorio sobre los efectos de la crisis económica en la salud de la población en el marco del Observatorio del Sistema de Salud de Cataluña, según señala el ejecutivo catalán.

La salud de las personas es determinada por una serie de factores como los biológicos, los estilos de vida y los servicios de atención sanitaria, pero también las redes sociales y comunitarias, las condiciones de vida (la educación, trabajo, la vivienda ...) y factores ligados al contexto general (socioeconómico, cultural y de entorno). Independientemente del nivel de ingresos de los países, la salud y la enfermedad tienen una dimensión social que vincula la situación socioeconómica en el estado de salud. El 80 por ciento de los determinantes de la salud se encuentran fuera del sistema sanitario, apunta la Generalitat. De hecho, los estudios señalan que los servicios sanitarios sólo contribuyen potencialmente un 11 por ciento en la reducción de la mortalidad.