19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Un proyecto del Ramón y Cajal desvela los factores de riesgo de ictus entre los jóvenes

Estrés crónico, tabaquismo e hipertensión son las principales causas

Miércoles, 11 de noviembre de 2015, a las 18:41
Redacción. Madrid
La Unidad de Ictus del Hospital Universitario Ramón y Cajal dirigida por el neurólogo Jaime Masjuan, ha ofrecido los resultados del proyecto de investigación titulado “Incidencia del ictus en personas jóvenes atendidas en una Unidad de Ictus” realizado con la colaboración de la Fundación Alberto Contador.

Juan Piñeiro, presidente de la Asociación de Ictus de Madrid;Juan José Equiza, gerente del Ramón y Cajal; Jaime Masjuan, jefe del Servicio de Neurología; Alberto Contador; y María Luz de los Mártires Almingol, Gerente Asistencial de Atención Hospitalaria de la Conserjería de Sanidad.

Según el estudio, entre los factores desencadenantes más importantes de sufrir un ictus, están el estrés crónico (57por ciento), seguido del tabaquismo (56 por ciento); hipertensión (50 por ciento), dislipemia (43 por ciento), obesidad (33 por ciento), diabetes (18 por ciento) y el consumo de alcohol (9 por ciento). La mayoría de estos pacientes desconocían la existencia de esta enfermedad, al igual que los factores por los que puede aparecer.

El proyecto que, ha contado con la colaboración de la Fundación Alberto Contador se realizó durante el año 2014 en más de 800 pacientes menores de 56 años y ha sido dirigido por Jaime Masjuan, uno de los especialistas que trató a Alberto Contador cuando padeció esta enfermedad, junto al neurólogo Javier González.

Durante la jornada, ambos especialistas han dado a conocer los resultados de la investigación que contaban con tres objetivos básicos; en primer lugar, analizar el perfil de riesgo vascular en pacientes jóvenes con ictus ingresados en la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Ramón y Cajal, teniendo en cuenta sus causas. También, analizar la atención urgente recibida por estos pacientes y divulgar los resultados del estudio a la población general para concienciar de la importancia de esta enfermedad entre las personas jóvenes .

El proyecto ha recogido la incidencia de ictus en pacientes jóvenes así como sus posibles causas entre los más de 800 pacientes que ingresaron durante el año 2014 en el servicio de Neurología con este diagnóstico. El motivo de esta investigación parte del incremento que esta enfermedad está teniendo en personas jóvenes y de ahí el interés en estudiar pormenorizadamente este grupo de edad teniendo en cuenta cuáles pueden ser sus factores de riesgo.

Los resultados de este estudio han corroborado el aumento de la incidencia en personas jóvenes: 110 pacientes menores de 56 años -14 por ciento de los ictus atendidos y claro predominio en varones- tuvieron un ictus, lo que supone un aumento de casi 5 puntos respecto al mayor estudio epidemiológico español-Iberictus.

 La mayoría de ellos fueron infartos cerebrales (80 por ciento), siendo mucho menos frecuentes las hemorragias intracraneales (20 por ciento). Jaime Masjuan ha señalado que “no hace mucho tiempo era algo extraordinario tener a pacientes jóvenes ingresados en una Unidad de Ictus. Sin embargo desde hace unos años es rara la semana que no tengamos que atender al menos a 2 pacientes jóvenes”.