14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Todos los bebés nacidos a partir del 1 de enero de 2015 serán vacunados de varicela

Se estima que más de 16.000 niños y niñas de las Islas se beneficiarán de esta modificación del calendario vacunal

Viernes, 18 de marzo de 2016, a las 11:43
Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
La Consejería de Sanidad ha informado de la modificación del calendario vacunal infantil para incorporar una nueva pauta de vacunación frente a la varicela para todos los nacidos a partir del 1 de enero de 2015.

Ricardo Redondas.

Estos menores recibirán a partir de ahora una dosis de vacuna a los 15 meses de edad, y otra dosis de recuerdo a los 3 años. Esta nueva medida se suma a la que ya estaba implantada en el Archipiélago por la que se vacuna a los 12 años a los adolescentes que no han padecido la enfermedad y que no han sido vacunados previamente.

El Boletín Oficial de Canarias de este viernes ha publicado la orden por la que se cambia el calendario vacunal infantil, incluyendo la nueva pauta de vacunación para la varicela. Para llevar a cabo esta iniciativa, la Consejería de Sanidad ya ha adquirido 16.500 dosis  de vacuna contra la varicela por un importe de 330.000 euros.

 Con esta iniciativa, la comunidad autónoma de Canarias se convierte en una de las primeras regiones de España que introduce la vacuna de la varicela para los niños y niñas más pequeños, “tras el desconcierto creado por el Ministerio de Sanidad cuando prohibió la venta en farmacias sin contar con la opinión de los expertos y sin basarse en un ninguna evidencia científica”, según ha explicado el director general de Salud Pública, Ricardo Redondas, que ha destacado que “por fin esta medida ha sido revocada y que además de haberse incorporado al calendario vacunal para los bebés, también estará disponible en las farmacias para los padres y madres que deseen adquirirla”. 

Ricardo Redondas ha explicado que esta medida fue anunciada por el consejero de Sanidad, Jesús Morera, durante la celebración del primer Consejo Interterritorial al que acudió el pasado mes de julio considerando que “se trataba de una demanda social y sanitaria que debía ser atendida”