19 nov 2018 | Actualizado: 18:10
Martes, 24 de noviembre de 2015, a las 10:42
Javier Leo/ José A. Puglisi/ Imagen: Miguel Fdez. de Vega. Madrid
Como un director de orquesta, Carlos Moreno coordina la organización profesional de los sanitarios casi en silencio. Con plena atención, escucha detalladamente las tonadas de las piezas relacionadas con la troncalidad, la gestión clínica o el registro de profesionales. En el momento preciso, interviene para garantizar el equilibrio de la sinfonía. Sin embargo, su capacidad para “saber escuchar” no se limita al ámbito laboral y admite que “en una conversación, es difícil verme hablar”. El director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad afirma que una de sus principales habilidades es el autocontrol, por lo que resulta complicado hacerle enfurecer. Un mar en calma que encuentra su momento de liberación en el baile. “Está mal decirlo, pero es de lo poco que, además de decretos, hago bien”, asegura Moreno, quien niega haber tomado clases de danza, ya que le ha bastado con aprovechar su don natural: “tengo un buen sentido del ritmo”.

Tiene en su currículo siete puestos de director o subdirector en diferentes administraciones,  ¿qué no ha dirigido en su vida?

La comunidad de propietarios de mi casa y alguna que otra cosa.

¿Le gustaría mandar más?

No me gusta mandar mucho. Ser director en una organización como esta no se trata de ejercer el mando.

Acceda a la entrevista completa en REVISTA MÉDICA

Lea la nueva edición de 'Revista Médica'