Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Martes, 01 de diciembre de 2015, a las 09:44
Cristina Alcalá / Imagen: Joana Huertas. Madrid
Tres características definen al presidente de CSI-F: apasionado, constante y ordenado. Las dos primeras las aprendió de su paso por el mundo del deporte, mientras que la tercera simplemente es innata. A Miguel Borra su pasión por la escritura le ha llevado a una curiosa rutina de domingo: limpiar, uno a uno, todos los bolígrafos y plumas que integran su amplia colección. “Es algo que me relaja”, asegura con uno de ellos en la mano mientras ofrece su lado más personal a ‘Revista Médica’.

Estudió Ciencias Económicas, pero su primer trabajo estuvo vinculado al mundo sanitario. ¿A qué se debió ese giro?

Me matriculé en esa carrera en Zaragoza, pero con 18 años me apunté al paro para ganar algún dinero. El primer trabajo que me salió fue como celador en el Hospital Miguel Servet. Seguramente esos contactos sanitarios fueron los que me llevaron a seguir en este mundo. Posteriormente accedí al grupo A1 en el Cuerpo Técnico de la Función Administrativa del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

¿Qué es lo que más destacaría del ámbito sanitario?

Que es uno de los pilares básicos de la sociedad. Las personas que hemos decidido ser empleados en el sector público, desde médicos y enfermeros hasta el personal administrativo, son importantes para sacar adelante el sistema, ya que están al servicio del país.

Acceda a la entrevista completa

Lea la nueva edición de 'Revista Médica'