Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:25

El 18 por ciento de los médicos secunda el paro sindical

CESM cifra el seguimiento en un 71% en hospitales y un 45% en Primaria

Miércoles, 30 de mayo de 2012, a las 22:32

Redacción. Toledo
Según los datos oficiales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), el seguimiento de la huelga sindical de los médicos en Castilla-La Mancha en el turno de mañana ha sido del 18,4 por ciento. En concreto, en Atención Hospitalaria han secundado el paro el 23,24 por ciento de los facultativos, mientras que en Atención No Hospitalaria el índice de participación se ha reducido hasta el 7,47 por ciento. Sin embargo, el Sindicato Médico de Castilla-La Mancha (CESM-CLM) ha cifrado el seguimiento en un 71,2 por ciento en el caso de atención hospitalaria y en un 44,67 por ciento en Atención Primaria.

Luis Carretero, gerente del Sescam.

Los datos oficiales demuestran en opinión del Sescam que el paro sindical no tenía razón de ser. No había necesidad de convocar una protesta de estas características justo en un momento tan delicado para el país, y en un momento en el que se están poniendo las bases de la sanidad del futuro, racionalizando el gasto y la actividad.

No obstante, los responsables del Sescam han pedido disculpas a los pacientes que hayan sufrido las consecuencias de este paro. En algunos casos, debido a la premura, se han dado citas a largo plazo que serán reprogramadas para antes, a la mayor brevedad posible.

Asimismo, han agradecido a los profesionales del Sescam el esfuerzo que realizan cada día para ofrecer un servicio de calidad a los pacientes, en unas circunstancias tan difíciles. Seguiremos trabajando codo a codo con ellos, han subrayado.

Sin embargo, desde CESM aseguran que esta jornada de huelga evidencia que los médicos “han manifestado claramente su desacuerdo con las medidas del Gobierno autonómico”. CESM ha señalado que con esta huelga no finaliza “en ningún caso” la movilización e incluso ha augurado “próximas acciones ante la segura degradación que sufrirá el sistema” sanitario.