Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Solo el 50% de los niños baleares está protegido frente al neumococo

Baleares, junto a Andalucía y Cataluña, es la única región que todavía no ha incorporado la vacuna

Jueves, 25 de febrero de 2016, a las 17:48
Redacción. Palma de Mallorca
Según los especialistas baleares, alrededor del 50 por ciento de los niños que viven en las islas se encuentran desprotegidos frente al neumococo. “Teniendo en cuenta que el nivel de vacunación que se alcanza con las vacunas incluidas en calendario ronda un 95 por ciento, un 50 por ciento de cobertura frente al neumococo no es una cifra suficiente para alcanzar el llamado ‘efecto rebaño’, que caracteriza a las enfermedades de transmisión a través del estado de portador nasofaríngeo”. Así lo ha reconocido Edelmiro Vergés, representante de la Sociedad de Pediatría Balear en el Comité Asesor de Vacunas de las Islas.

Francisco Álvarez, secretario del Comité Asesor de Vacunas de la AEP.

Las declaraciones de Vergés se han enmarcado dentro de la jornada de Actualización en Vacunas que la Sociedad de Pediatría Balear (Sopeba) y la Asociación de Pediatría de Atención Primaria de les Illes Balears (Apapib) han organizado en Palma de Mallorca, con la colaboración de la compañía biomédica Pfizer. Con la asistencia de importantes especialistas nacionales e internacionales y dirigida a todos los profesionales médicos de la región relacionados con la administración de vacunas, la cita ha permitido hacer un importante repaso a la situación actual del ejercicio de la vacunación pediátrica en Baleares.

“La vacunación, y en concreto la vacunación antineumocócica es un tema que preocupa en gran medida al colectivo de pediatras baleares. No solo por lo que afecta a la salud de nuestros niños, sino también porque tiene implicaciones importantes en la planificación sanitaria de nuestra comunidad”, explica Icíar Miranda, presidenta de Apapip.

En la actualidad, Baleares, junto a Andalucía y Cataluña, son las únicas regiones que todavía no han incorporado la vacuna antineumocócica en sus calendarios infantiles, pese a la directriz de incluir esta vacuna por parte del Consejo Interterritorial dependiente del Sistema Nacional de Salud. “Recibimos numerosas preguntas por parte de las familias solicitando información sobre cuándo entrará en vigor y si sus hijos tendrán o no que pagarla”, ha señalado Vergés.

La vacuna conjugada trecevalente, clave frente al neumococo

Durante el encuentro, los especialistas han mostrado su confianza profesional en la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente. “Es la vacuna que hoy recomienda el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, y así también nos hemos posicionado desde Sopeba y Apapib, siendo la vacuna que los pediatras baleares administran en los centros de salud, por ser la que mejor cobertura proporciona frente a los serotipos circulantes en nuestro país, con una comprobada efectividad para reducir cualquier forma de enfermedad”, ha afirmado Miranda.

A este respecto, Francisco Álvarez, secretario del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, ha hecho especial hincapié en que “la vacuna conjugada de 13 serotipos es la más adecuada para la introducción en los calendarios de vacunación, también por su alta efectividad en disminuir la colonización nasofaríngea, que hace que se produzca protección de grupo, es decir, protección de los no vacunados y, a largo plazo, sobre todo, frente a los dos serotipos que más nos preocupan en España, como son el 1 y el 19A”.
 
En esta línea, Federico Martinón, jefe de la Sección de Pediatría Clínica, Infectología y Traslacional del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, sostiene que “desde el año 2015 la vacunación antineumocócica forma parte del calendario vacunal sistemático gratuito de nuestro país, y los datos científicos que sustentaron esta decisión provienen prácticamente de forma exclusiva de la utilización de la vacuna conjugada trecevalente”. Y continúa el especialista: “el concepto de protección indirecta hace referencia a que, al tener a la población infantil vacunada, evitamos que el neumococo circule entre ellos, rompemos la vía de contagio y evitamos que puedan contagiárselo a los familiares con los que cohabitan, hermanos, padres y abuelos, principalmente. Este efecto es la principal fuente de beneficio y rentabilidad de la vacunación antineumocócica, y solo se ha observado en España con la vacuna conjugada trecevalente”.

Por último, Juan José Picazo, jefe del Servicio de Microbiología Clínica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, ha aprovechado su ponencia para presentar los últimos datos del estudio Heracles: “Este estudio prospectivo ha demostrado el gran impacto de la vacuna conjugada trecevalente en la incidencia de la enfermedad, primordialmente en algunos serotipos que son especialmente agresivos y resistentes a antimicrobianos como el 19A. Aunque estos datos procedan de la Comunidad de Madrid, son perfectamente extrapolables a Baleares, por lo que confiamos plenamente en los beneficios de esta vacuna en las Islas”.