Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El Sespa incoa los primeros 9 expedientes por incumplir mínimos

Han matizado que hay más casos en fase previa y que también podrían conllevar sanciones

Martes, 13 de noviembre de 2012, a las 16:07

Redacción. Oviedo
La gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), Celia Gómez, ha anunciado medidas disciplinarias, que en su caso podrían llegar a la separación del servicio, para al menos nueve médicos huelguistas por abandonar los servicios mínimos, y a los que ya se les ha incoado expediente sancionador.

Celia Gómez, gerente del Sespa.

A todos ellos, y al resto de facultativos les ha advertido que “no gozarán de la protección del Sindicato Médico del Principado de Asturias (Simpa), y que las responsabilidades a las que se enfrentan tienen carácter individual.

Así lo ha señalado, acompañada de los jefes del Servicio Jurídico del Sespa, Juan Serra, y del Servicio Médico, Aquilino Alonso. Su intención era responder a las acusaciones del sindicato sobre la conculcación del derecho a la huelga. La central ha anunciado una querella contra la directora del Hospital Central (HUCA) por negarse a sustituir a médicos designados para los servicios mínimos, e interesados en secundar la huelga, por otros que querían trabajar.

“Actuaremos con las medidas disciplinarias que correspondan”, ha señalado Gómez, para advertir a todos los profesionales que “el sindicato médico no podrá protegerlos, son responsabilidades personales de cada persona que decide abandonar los servicios mínimos”, ha recalcado.

Gómez ha cifrado en nueve los expedientes incoados por este asunto, pero ha matizado que hay más casos en fase previa y que también podrían conllevar sanciones. A los nueve señalados se les podría abrir un expediente disciplinario por “falta muy grave", que según el propio Serra “podría llegar a conllevar la separación del servicio”.

Gómez y Serra han rechazado la jurisprudencia de la que habla el Simpa, referente a la sustitución de facultativos huelguistas por otros interesados en trabajar para cumplir los servicios mínimos "se basan en tres líneas sacadas de contexto de una sentencia de 2010 sobre una huelga en una empresa de autobuses". Las citadas líneas dicen: "la empresa obligó a trabajar a los empleados en huelga para atender servicios mínimos que podrían haber sido atendidos por trabajadores que no paraban".

Sin embargo, según Serra, se trataba de "una empresa que llamó a trabajar a todo el Comité de Huelga, pudiendo haber llamado a otros trabajadores".

Gómez negó así que exista jurisprudencia en este sentido, y sin embargo "sí la hay en el sentido contrario, sobre la gravedad del abandono de los servicios mínimos, cuando se trata de cuestiones esenciales para la comunidad". Recuerda que la designación de los mismos corresponde a la empresa, el Sespa en este caso, con ciertas limitaciones, como son la no designación de los miembros del comité de huelga o de personas enfermas, aspectos que el Servicio Público "ha respetado escrupulosamente", según la gerente.