Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:50

Sefac y Semergen se alían contra la insuficiencia venosa crónica

El objetivo es establecer unas normas y recomendaciones básicas para mejorar la atención a las personas con esta patología

Martes, 29 de marzo de 2016, a las 11:29
Redacción. Madrid
La Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) han publicado el ‘Documento de Consenso sobre Insuficiencia Venosa Crónica’, cuyo objetivo es establecer unas normas y recomendaciones básicas para mejorar la atención a las personas con esta patología.
 

José Luis Llisterri, presidente de Semergen y Jesús Gómez, presidente de Sefac.

El documento ha sido elaborado por Irene Escudero Rivera e Iria Rodríguez Reino, farmacéuticas comunitarias y miembros de Sefac, y Eduardo Carrasco Carrasco, médico de familia y coordinador del Grupo de Trabajo de Vasculopatías de Semergen, mediante una búsqueda bibliográfica que incluye las más recientes guías clínicas, documentos de consenso y artículos relacionados.
 
La insuficiencia venosa crónica (IVC) tiene un elevado impacto sanitario y socioeconómico en países occidentales debido a su alta prevalencia, coste de las investigaciones y tratamiento. Según un estudio realizado en 22 países sobre más de 90.000 pacientes, 8 de cada 10 personas presentan signos y/o síntomas relacionados con la IVC. En España se calcula que aproximadamente tres millones de personas padecen esta patología y, aunque no se trata de una enfermedad exclusivamente femenina, una de cada dos mujeres presenta problemas venosos en algún momento de su vida.
 
Entre otros aspectos, este documento de consenso analiza los factores de riesgos genéticos o adquiridos que predisponen la aparición o agravamiento de la IVC. Así, tener varices aumenta en un 45 por ciento el riesgo de padecer la patología. Por otra parte, la frecuencia de la enfermedad venosa crónica –especialmente las úlceras- se incrementa con la edad, alcanzando el 60 por ciento en mayores de 65 años.
 
En el documento también se abordan las manifestaciones clínicas de la insuficiencia venosa crónica y se advierte de las complicaciones hemorrágicas o trombóticas que pueden surgir su evolución. La obra, de carácter teórico-práctica, ofrece una serie de recomendaciones para el tratamiento de la dolencia, ilustradas con gráficos y tablas que muestran ejercicios y rutinas para mejorar la circulación nerviosa.
El documento de consenso sobre insuficiencia venosa crónica hace hincapié en el papel del farmacéutico en el tratamiento de esta patología. En sus páginas se aportan pautas al profesional para ayudarle a interpretar sus síntomas y signos más frecuentes (hormigueo, hinchazón, calambres, etc.), conocer las distintas opciones de tratamiento y saber cuándo derivar al médico de familia para un estudio más detallado. Además, el texto consenso pretende aconsejar al farmacéutico a reconducir los malos hábitos higiénicos, dietéticos (conviene aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra), conductuales y posturales (por ejemplo, se incluyen ejercicios para mejorar la circulación venosa), dispensar las prescripciones médicas con el conocimiento preciso y adecuado y asesorar sobre el uso de medicamentos que no requieren prescripción médica.
 
A modo de complemento, el documento incluye tablas con los principales fármacos utilizados en el tratamiento de la enfermedad venosa, con información sobre sus principios activos, mecanismos, posología y estructura química.
 
Esta edición dispone de una tirada de cinco mil ejemplares, que se distribuirán entre los farmacéuticos. La información del documento complementa el contenido de la ‘Guía Práctica para Prevenir y Tratar el Síndrome de Piernas Cansadas’, que en su día publicó Sefac para que los profesionales la distribuyesen entre sus pacientes.

ENLACES RELACIONADOS:


Semergen y Sefac defienden que el autocuidado es clave para la sostenibilidad del SNS (06/10/15)