Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Se pone en marcha el modelo de atención sanitaria integral

Establece organizaciones únicas con ámbito geográfico definido

Miércoles, 30 de diciembre de 2015, a las 16:23
Redacción. Bilbao.
El Servicio Vasco de Salud completará este viernes 1 de enero la implantación del nuevo modelo de Atención Sanitaria Integral de Euskadi que tiene como objetivo “superar la brecha” entre Atención Primaria y Especializada para “dar respuesta” a la nueva realidad social marcada por el envejecimiento, la cronicidad y la dependencia.

Jon Darpón, consejero de Osakidetza

En un comunicado, Osakidetza ha explicado que el nuevo sistema se completa con la aprobación, el pasado 28 de diciembre por parte del Consejo de Administración de Osakidetza, de la OSI Araba y OSI Rioxa. Así, desde el 1 de enero de 2016, las antiguas demarcaciones o comarcas de Atención Primaria formarán una única organización con sus hospitales de referencia y coordinada con el resto de servicios sociosanitarios de su ámbito.

Según ha explicado, la persona es el “eje” sobre el que se asienta esa transformación del sistema sanitario vasco, que tiene como objetivo “superar la brecha” existente hasta ahora entre la atención primaria y la hospitalaria, para “dar respuesta a la nueva realidad social marcada por el envejecimiento, la cronicidad y la dependencia”.

La estructura organizativa denominada OSI, enmarcada en el Plan Estratégico de Osakidetza, es un modelo de atención integral que “supera la fragmentación asistencial” entre Atención Primaria y Especializada, por lo que se considera “el más adecuado” para relacionarse con los servicios sociales, por el enfoque poblacional en organizaciones únicas con ámbito geográfico definido, la mejor forma de abordar el futuro social de envejecimiento, enfermedades crónicas y dependencia. “Se ofrece una mejor atención al paciente, quien no percibe fisuras entre ambos niveles, sino una continuidad y coherencia en su cuidado”, ha destacado Osakidetza.

En este sentido, ha afirmado que el modelo de OSI permite de este modo “horizontalizar” la gestión del proceso asistencial, “evitando duplicidades e ineficiencias”, o que pacientes tratados para una misma patología en ambos niveles asistenciales no sepan quién es su médico responsable.