19 nov 2018 | Actualizado: 18:35
Jueves, 31 de enero de 2013, a las 16:12

Redacción. Palma
El consejero de Salud, Familia y Bienestar Social, Martí Sansaloni, ha visitado las obras del nuevo hospital de Can Misses acompañado por el director general del Servicio de Salud, Miguel Tomás, y por el gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Ignasi Casas. Sansaloni ha destacado "la participación y la implicación de los profesionales del Área de Salud, ya que sus propuestas han contribuido a hacer un mejor hospital que redundará, sin duda, en los ciudadanos de las Pitiusas". Asimismo, ha recordado que "el Gobierno ha hecho importantes esfuerzos para incluir las propuestas".

Martí Sansaloni, consejero de de Salud, Familia y Bienestar Social durante la visita a las obras del nuevo hospital.

El proyecto incluye la construcción del Centro de Salud de Sant Josep de la Talaia, que dispone de un espacio de 1.601 m2. La entrega está asociada a la recepción del Hospital, tal como establece el contrato. Se prevé eliminar de la construcción del Centro de Salud de Can Misses uno de los edificios proyectados. De hecho, actualmente los profesionales del antiguo Centro de Salud trabajan con normalidad en las instalaciones del Centro de Salud de Vila.

El Servicio de Salud y la sociedad concesionaria adjudicataria del proyecto del nuevo Hospital Can Misses firmaron el pasado viernes la modificación del contrato de concesión para la construcción, conservación y explotación del complejo asistencial. Esta modificación incorpora mejoras asistenciales propuestas por los servicios médicos y el personal del centro hospitalario.

Supone, además, adecuar la infraestructura sanitaria pública de referencia en Ibiza y Formentera a los requerimientos técnicos y asistenciales para prestar un servicio sanitario con los estándares de calidad. Entre estas mejoras asistenciales sugeridas por los profesionales del Área de Salud de Ibiza y Formentera destacan algunos cambios en la distribución interior del centro (reubicación del Servicio de Farmacia) y la ampliación de instalaciones (expansión del área hospitalización, creación de una sala de operaciones de partes, instalación de un sistema de depuración de agua para la hemodiálisis).

A diferencia del proyecto inicial, la nueva modificación prevé un espacio de 500 m2 destinado al Servicio de Radioterapia-con un búnker incluido-, una reivindicación histórica que evitaría tener que trasladar a los pacientes en el Hospital Universitario Son Espases y en mejoraría la calidad de vida. Con esta nueva modificación, se espera que las obras del nuevo complejo hospitalario acaben en el último trimestre de este año.

Se reduce en 33 millones de euros el coste de la concesión

El coste de la concesión a treinta años se reducirá en € 33.467.615, dado que se pasa del importe inicial de € 593.658.293 a € 560.190.678 previstos en el contrato actual. Cabe destacar que la modificación no supone en ningún caso alterar las características básicas de la obra ni de la concesión. Este ahorro responde también a la necesidad de redimensionar y ajustar el contrato a la realidad económica y social actual.

El nuevo Hospital Can Misses ocupará una superficie de 46.405 m2, el doble que el edificio actual. El nuevo centro hospitalario supondrá un importante incremento de los recursos asistenciales a disposición de los pacientes y los profesionales. Contará con 272 camas de hospitalización, 24 de psiquiatría, 16 de UCI, 9 de incubadoras y 26 de observación de urgencias.

Habrá 106 consultas y 8 salas de operaciones quirúrgicas, a las que hay que añadir una más destinada a los partos. La estructura hospitalaria también dispondrá de una dotación tecnológica que incluye un equipo de resonancia magnética, TC, servicio de diagnóstico por la imagen y ortopantomografía (radiografía maxilar).