Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Miércoles, 09 de mayo de 2012, a las 12:23

Redacción. Bilbao
La Consejería de Sanidad ha presentado el balance 2012 de la Estrategia para afrontar el reto de la cronicidad en Euskadi, una herramienta puesta en marcha en 2010 y con la que el departamento que dirige Rafael Bengoa prevé ahorrar este año 60 millones de euros. El ahorro generado en 2011 fue de 28 millones de euros.

Rafael Bengoa, consejero de Sanidad.

Según señala el departamento de Sanidad, desde su puesta en marcha hace dos años, los 14 proyectos que lo configuran ya están dando resultados. Entre estos proyectos destaca la estratificación de la población, la prevención y promoción de la salud (con programas como ‘Euskadi libre de humo de tabaco’, el Plan de Salud y Aktibili); el proyecto ‘Paciente Activo’ que ya engloba a 500 pacientes y que espera que en 2012 ascienda a 1.500; así como la ayuda a las asociaciones de pacientes.

Otra de las iniciativas que ha puesto en marcha la Estrategia es ‘Osabide Global’, que está implantado en todos los centros hospitalarios de Osakidetza y permite que 621.622 pacientes tengan Historia Clínica Unificada.

Cabe destacar la labor del Centro de Investigación para la Cronicidad ‘Kronikgune’ que facilita el acceso a fuentes de financiación para proyectos de investigación científica que ofrezcan respuestas sostenibles para los sistemas sanitarios ante el reto de la cronicidad. En lo referente a la concesión de estas ayudas, se han presentado 74 proyectos de investigación y 33 de ellos han sido aprobados por un total de 1.050.000 euros.