Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Sanidad niega que vaya aplicar el copago farmacéutico a los medicamentos de uso hospitalario

Indican que lo que se planea es que se abone el porcentaje correspondiente solo en aquellos productos que estén presentes también en el canal de oficina de farmacia

Martes, 04 de diciembre de 2012, a las 20:54

José Martínez Olmos y Ana Mato.

E. O. S. Madrid
El Ministerio de Sanidad niega que se vaya a aplicar el copago farmacéutico sobre los medicamentos de "uso" hospitalario, informan fuentes del Departamento a RM.

En la edición del Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado sábado,  se publicaron los cambios en el artículo 94 de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios ocasionados por la norma que modifica las pensiones, mediante los que se amplía el concepto de la prestación farmacéutica ambulatoria para incluir en él, además de a los medicamentos dispensados mediante receta médica, a los que "se dispensan al paciente mediante orden de dispensación hospitalaria a través de oficinas o servicios de farmacia".

Las fuentes consultadas aseguran que dichas modificaciones tienen como fin asegurar “la implantación de la receta electrónica en todo el territorio nacional y en todos los ámbitos”. Indican que “esto requiere de una homogeneización en las denominaciones de la prescripción de los medicamentos”. De esta manera, se abre la puerta a que se copague por los medicamentos que se dispensen también en oficina de farmacia, y apuntan que todo esto ya estaba recogido en el RD 16/2012. “No cambia nada”, aseguran. De hecho, Sanidad matiza en un comunicado: "El único cambio que se introduce es equiparar la receta médica con la orden de dispensación ambulatoria".

En cambio, José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, da la voz de alarma y advierte de que esta modificación “deja la puerta abierta al copago por los medicamentos que se dispensan ambulatoriamente en los hospitales” e indica que quedarían sujetos “a la misma aportación que los medicamentos dispensados a través de receta médica”. 

Asimismo, advierte de que afectaría a tratamientos como el del “VIH/Sida o el de la Hepatitis C, que pueden costar hasta 40.000 euros al año, una cantidad que no estará al alcance de la mayoría de los pacientes”. En este particular, el Ministerio quiere aclarar que, más allá de las aclaraciones previas, “jamás un paciente pagaría esto” y aseguran que este tipo de productos, aquellos que se dispensen en oficina de farmacia, “tiene el punto negro que implica la aportación reducida”.

El PSOE ha informado de que Martínez Olmos ha presentado en el Congreso una batería de preguntas al Gobierno exigiendo que se aclare este asunto, como si “se aplicará el copago a los pacientes que reciben medicamentos dispensados de manera ambulatoria en los hospitales” o “cuál será la cuantía de copago a aplicar a los pacientes que reciben medicamentos dispensados de manera ambulatoria en los hospitales”.

Colar por la gatera

Por su parte, la Junta de Andalucía ha emitido un comunicado en el que asegura que "no hay posibilidad de error de interpretación: añadir a la definición de prestación farmacéutica ambulatoria el concepto 'orden de dispensación hospitalaria' no tiene otra intención más que introducir el copago en esta población ya que la prestación farmacéutica ambulatoria es la que está sujeta a aportación económica".

Asimismo, acusa al Gobierno de "colar por la gatera aquellas modificaciones que no se atreve a hacer por las vías tradicionales de tramitación normativa. Se constata la necesidad de estar muy atentos y leer con sumo cuidado cada nuevo Boletín Oficial del Estado, ya que el PP se ha acostumbrado a intentar introducir de manera torticera nuevas disposiciones muy dañinas para el Estado de Bienestar y el Sistema Sanitario Público".