Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Sanidad negociará con los sindicatos a finales de este mes

El Ministerio desecha sin embargo la denominación socialista de Mesa Sectorial estatal

Martes, 09 de abril de 2013, a las 19:12

La ministra de Sanidad, Ana Mato.

María Márquez. Madrid
El Ministerio de Sanidad abrirá finalmente sus puertas a los sindicatos de la extinta Mesa Sectorial estatal de Sanidad. Los portavoces sindicales de CCOO, UGT, Satse y CSI•F ven reconocida así su reivindicación, materializada en una carta enviada a la ministra Ana Mato a finales de marzo y en la queja ante el Defensor del Pueblo que han presentado esta misma semana. Según ha podido saber Redacción Médica, la reunión será en el Paseo del Prado a finales de este mismo mes.

Y si bien el Ministerio reconocen que se “han cumplido las prescripciones normativas al respecto de la petición de las organizaciones convocando este Ámbito, el Foro Marco para el Diálogo Social y regulando otros órganos colegiados como el Foro profesional”, admiten que este Ámbito debe ser convocado “a fin de tratar y debatir los asuntos o proyectos en curso, que conforme a la legislación vigente, deben ser objeto de negociación”.

La última reunión de estas características se producía el 14 de junio de 2012, si bien la valoración sindical no fue del todo optimista, tal y como recogió Redacción Médica en su momento.

Ámbito, no Mesa Sectorial

Desde Sanidad consideran “necesario” dicho Ámbito de Negociación al que rechazan denominar Mesa Sectorial estatal de Sanidad, como ocurrió en la anterior etapa del Gobierno socialista. De hecho, tal y como apunta el secretario de Acción Sindical del Sindicato de Técnicos de Enfermería (USAE), Antonio Díez, el Ministerio se adhirió al recurso contencioso-administrativo interpuesto por esta organización contra la Mesa Sectorial, un proceso abierto a finales de 2011 y que de hecho está a la espera de dar sus últimos coletazos, con el pertinente dictamen judicial. La pretensión de USAE ha sido desde el primer momento demostrar que la Mesa Sectorial no tiene base legal alguna sino que se basa en un “acuerdo” de las centrales sindicales con el anterior Ejecutivo.