Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Viernes, 16 de noviembre de 2012, a las 17:50

Redacción. Murcia
La Consejería de Sanidad y Política Social ha modificado su estructura de órganos directivos con la finalidad de reordenar las competencias, de acuerdo con la política de racionalización que está desarrollando la Administración pública regional.

María Ángeles Palacios, consejera de Sanidad y Política Social.

De esta forma, desaparece la Oficina de la Dependencia, cuyas competencias se integran en el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), según ha informado el Gobierno regional.

En concreto, la función de tramitación, seguimiento y control del reconocimiento del derecho a las prestación, contempladas en la Ley de autonomía personal y atención a las personas en situación de Dependencia, que venía desempeñando esta Oficina, pasan a depender de la Dirección General de Pensiones, Valoración y Programa de Inclusión del IMAS.

Por otra parte, la hasta ahora Dirección General de Asuntos Sociales, Igualdad e Inmigración se denominará Dirección General de Política Social, al asumir algunas de las funciones de esta área que gestionaba la Secretaría General de la Consejería.

El hasta ahora responsable de esta Dirección General, Juan Castaño, pasará a ocupar la Dirección General de la Discapacidad, mientras que en la de Personas Mayores continúa Enrique Pérez Abellán.

En cuanto a la nueva Dirección General de Política Social, estará al frente Leopoldo Navarro, hasta ahora director general de Asuntos Sociales, Igualdad e Inmigración.

En este sentido, la consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, ha explicado que se trata de una "reordenación coherente" de las competencias de Política Social "para ayudar a la potenciación y promoción de estas políticas, y al uso racional de los recursos destinados a su desarrollo".

Palacios ha recordado que con la reunificación de las áreas de Sanidad y Política Social, la Secretaría General había mantenido servicios que eran lógicos en este Departamento cuando existía la anterior Consejería de Política Social, Mujer e Inmigración, "pero que ahora lo más coherente es que estén residenciados en su área correspondiente".

Finalmente, ha indicado que el desarrollo e implantación de la Ley de Dependencia aconsejaba reagrupar todas las funciones relacionadas con esta materia en un solo órgano directivo "en el que ahora se podrán concentrar todos los esfuerzos a favor de las personas dependientes".