Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:00

Salud persigue la jubilación forzosa a los 65 años

Afectaría al 12% de la plantilla, más de 2.300 profesionales hasta 2017, 200 de ellos médicos

Sábado, 09 de marzo de 2013, a las 13:49

Redacción. Zaragoza
El Servicio Aragonés de Salud (Salud) ha presentado a los sindicatos un borrador de plan de ordenación de recursos humanos que se sustenta en la jubilación forzosa a los 65 años, sin dar la posibilidad de que, en el caso de los médicos, puedan prolongar su carrera profesional hasta los 70. Según informaciones que hoy publican los diarios Heraldo y El Periódico, la reestructuración del personal podría alcanzar a más de 2.300 profesionales hasta 2017. De estos, unos 200 serían médicos.

Salud justifica su plan en el cumplimiento de la sostenibilidad y estabilidad presupuestaria impuestas por la Administración central, así como la necesidad de reducir el gasto público en personal, un objetivo que afecta a todos los organismos administrativos. Además, razona que la jubilación a los 65 años se traduce en creación de empleo y renovación de plantillas, permitiendo la llegada de profesionales jóvenes “con perfiles más acordes a las modernas  técnicas”.

Los médicos que se vayan jubilando serán sustituidos por residentes, asegura Salud. En estos momentos hay entre 220 y 230 médicos que se verían afectados por las nuevas condiciones de jubilación. Otros grupos afectados serían los sanitarios técnicos, que sufrirían la mayor reducción de efectivos en los próximos cinco años: 635 se jubilarán de aquí al 2017 y 86 lo harán este mismo año. En el personal de Gestión y Servicios (594), sanitarios licenciados (581) y diplomados (558) el recorte se aplicará en menor medida. En total, la previsión es que cerca de un 12% del personal de Salud se haya jubilado en 2017. Estas cifras, según Salud, no afectarán a las necesidades de los centros ni a la calidad de la atención prestada.

La dirección de Recursos Humanos del Salud se ha reunido estos días con los representantes de los sindicatos para trasladarles el borrador del plan, que en un principio quiere llevarse a la mesa sectorial de finales de este mes.