20 nov 2018 | Actualizado: 19:20
Jueves, 30 de julio de 2015, a las 14:34
Redacción. Madrid
El secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, ha cifrado en 244 millones de euros el coste que supone al Sistema Nacional de Salud la atención a los inmigrantes irregulares a los que actualmente se da cobertura sanitaria, 185.000 según el propio Moreno, entre menores de edad, embarazadas y urgencias entre otras.

Rubén Moreno, secretario general de Sanidad, durante la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial.

Rubén Moreno ha hecho estas declaraciones en una entrevista concedida a Radio Nacional de España, en la que ha recalcado a este respecto que “no hay ningún país en la Unión Europea a día de hoy que tenga mejor asistencia a los ciudadanos en situación irregular”.

El ‘número dos’ de Sanidad ha explicado que la idea del Ministerio es llegar a un documento de consenso con las comunidades para atender a estos ciudadanos en Atención Primaria, y ha recordado que se alcanzó el pasado 14 de julio aunque, ha matizado, fue con los anteriores gobiernos autonómicos. A los nuevos consejeros, Rubén Moreno ha pedido “no hacer de ello una bandera dogmática” y ha advertido que no se debe volver a la situación anterior al RD 16/2012 cuando el SNS gastaba mil millones de euros al año en cuestiones de turismo sanitario y otros dos mil millones en gasto farmacéutico.

Moreno ha reiterado que no se les va a dar una tarjeta sanitaria como la de los residentes regularizados precisamente para evitar que puedan exportar estos derechos al resto de la UE y ha pedido a las CCAA que las están dando que hagan las cosas bien y si necesitan ayuda para ello del Ministerio, se la brindarán.

Hepatitis C

En la misma entrevista, Rubén Moreno ha defendido que los hepatólogos están manejando "de la mejor manera" el tratamiento de la hepatitis C con los nuevos fármacos de última generación aprobados en los últimos meses, priorizando en qué pacientes deben administrarse primero en función de la gravedad de la enfermedad.

"El problema ya no está en el Ministerio ni en las consejerías, sino en la capacidad que tiene el sistema para que los hepatólogos puedan hacer frente y abordar tal número de pacientes", ha defendido al analizar la puesta en marcha del plan nacional aprobado a primeros de 2015.

Esta semana su departamento informó de que en el primer semestre del año los nuevos tratamientos contra la hepatitis C habían sido ya suministrados a 18.134 de los 51.900 enfermos contemplados en el Plan para el Abordaje de la Hepatitis C.

Preguntado por esta cuestión, Moreno ha reconocido que los hepatólogos están manejando "muy bien" a sus pacientes "según su complejidad y necesidad y les van dando salida".

Así, ha defendido que estos especialistas son los que deciden qué pacientes "necesitan ya" estos nuevos fármacos y quienes "pueden esperar un poco más", teniendo en cuenta que "la evolución de la enfermedad es larga" y "no es absolutamente necesario ponerlo esta tarde".

"De hecho, la gente está muy contenta porque han comenzado a tratarse y, lo que era un problema de años de evolución que normalmente acababa fatal, en tres meses se elimina la infección por el virus y pueden hacer su vida normal", ha explicado el 'número dos' de Alfonso Alonso en materia sanitaria.

Por otro lado, Moreno también ha asegurado que actualmente ya existe una "única" tarjeta sanitaria que permite a un ciudadano ser atendido en una comunidad diferente, por lo que "vaya donde vaya uno debe ser atendido exactamente igual".

ENLACES RELACIONADOS:

Alfonso Alonso, sobre los inmigrantes irregulares: “Descartamos dar tarjeta sanitaria” (29/07/2015)

Atención a ‘sin papeles’ y financiación del plan en hepatitis C entran en escena (29/07/2015)

Sanidad no modificará el 16/2012 para que AP atienda a los inmigrantes irregulares (26/05/2015)