Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Rajoy y Sánchez se olvidan de la sanidad

El líder de los socialistas ratifica, tras la reunión, su rechazo frontal a la reforma del aborto, aunque no han hablado de ello

Lunes, 28 de julio de 2014, a las 22:44

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se saludan en el Palacio de La Moncloa.

Redacción. Madrid
La primera reunión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con Pedro Sánchez como nuevo secretario general del PSOE ha sido “cordial y positivo”, se ha prolongado durante unas dos horas y media y ha servido para mostrar cuáles son las auténticas prioridades básicas de los dos principales líderes políticos españoles. Pero no, entre los asuntos abordados en La Moncloa este lunes no ha salido la sanidad. O al menos no ha trascendido que saltase a la palestra.

El nuevo jefe de los socialistas ha ido a la residencia de la Presidencia del Gobierno con una propuesta: un subsidio mensual a todos los parados con hijos a cargo que no reciben ninguna prestación económica. “Hay suficientes recursos (en el Estado) como para invertir en solidaridad”, ha dicho Sánchez. Al cierre de esta edición, se desconocía la reacción de Rajoy al respecto. El secretario general del PSOE ha abordado también su deseo de reformar la Constitución y dirigir el país hacia un modelo federal y, cómo no, y quizá ha sido la única coincidencia plena, también se ha tratado el desafío independentista capitaneado por Artur Mas: el referéndum planteado es ilegal y “no se celebrará”, según el número uno del principal partido de la oposición.

Preguntado por los periodistas en la rueda de prensa que ha dado Sánchez tras el encuentro con Rajoy en la sala de prensa de La Moncloa (toda una deferencia: en este escenario solo comparece el líder de la oposición en contadas ocasiones), el socialista ha reconocido que no han hablado de la polémica reforma de la ley del aborto. Pese a ello, ha aprovechado para rechazarla de nuevo y ratificar que el PSOE estará frente a ella con una oposición frontal.

Más allá de esto, nada más relacionado con lo sanitario. De momento. Y eso que Sánchez, antes de llegar al Palacio de La Moncloa, había manifestado que el PP había acabado con los grandes pactos relacionados con la sanidad, la educación y el Estado del Bienestar. Una importante reprimenda que, por ahora, se ha quedado relegada para futuros encuentros.


NOTICIAS RELACIONADAS:

Sánchez lleva a su cita con Rajoy reproches sobre el trato a la sanidad pública (28/07/14)