Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

OPE sanitaria: el 2% de las plazas, para maltratadas

Este porcentaje no afecta al 2 por ciento que se destina ya a los aspirantes con discapacidad

Jueves, 11 de febrero de 2016, a las 19:03
Cristina Alcalá / Redacción. Madrid
CSI-F le ha propuesto a líder del PSOE, Pedro Sánchez, reservar el 2 por ciento de las plazas de la Administración (entre ellas, del sector sanitario) a las mujeres víctimas de violencia de género. Así se lo ha manifestado la secretaria de Igualdad del sindicato, Marian Mur, durante su entrevista este jueves, donde Sánchez le ha asegurado que estudiarán la medida si finalmente llegan a la Presidencia del Gobierno.

Pedro Sánchez, líder del PSOE.

Mur ha defendido la iniciativa como una oportunidad de “inserción laboral” que permite a este colectivo tener una “salida digna e independencia económica”, tal y como ha indicado a Redacción Médica. En el caso del sector sanitario, la secretaria de CSI-F ha solicitado que el próximo Ejecutivo inste a las comunidades autónomas (de quien depende esta competencia) a destinar el 2 por ciento de las plazas de las Ofertas de Empleo Público (OPE) que convoquen para estas profesionales. Este porcentaje no afecta al 2 por ciento que ya se reserva para los aspirantes con discapacidad, explica Mur.

Para poder optar a una de estas plazas, la trabajadora que ha sufrido maltrato por parte de su pareja tiene que presentar una sentencia judicial que acredite los hechos. Esta circunstancia excluye, por tanto, a las que solo han presentado la denuncia y no tienen aún una decisión firme de la Justicia.

Pacto de Estado contra la violencia de género

A lo largo de los últimos años, CSI-F ha reclamado un Pacto de Estado que vuelva a situar en el centro del debate y las prioridades políticas la lucha contra esta lacra social. “Al igual que en el ámbito social, político y económico se está reclamando regeneración política, también debemos impulsar esta regeneración en el sentir colectivo frente a este problema”, indica el sindicato en un comunicado. “La regeneración democrática frente a la crisis debe incluir un Paco de Estado renovado contra la violencia de género”.

Para la organización, es preciso renovar la alianza social e impulsar una ‘gran coalición’ en todos los ámbitos: gobiernos, administración, partidos, sindicatos, organizaciones sociales, medios de comunicación, etcétera que permita generalizar el rechazo social a esta lacra y reducir al máximo los espacios de impunidad.

Por ello, CSI-F considera que las Administraciones Públicas deben dar ejemplo y situarse como referente, tanto en la lucha contra la violencia de género como en la promoción de la igualdad. “Porque la desigualdad y el modelo patriarcal y paternalista imperante en nuestra sociedad es el origen de estas conductas violencias”.

En esta línea, y para acabar con el problema, el sindicato propone desarrollar de manera efectiva el Plan de Igualdad; situar estas políticas y el valor de la mujer en las prioridades sociales y educativas de los gobiernos; incrementar la inversión a este campo, así como los juzgados especializados; favorecer los beneficios fiscales de las familias numerosas y viudas a las mujeres maltratadas con hijos y regular la igualdad salarial y avanzar en medidas de conciliación.

Asimismo, insta a adoptar medidas frente a la segregación laboral; favorecer más empleo de calidad y menos a tiempo parcial para estas mujeres; aprobar políticas de sensibilización y formación en materia de igualdad; establecer evaluaciones periódicas de las medidas y actuaciones contra la violencia de género; desarrollar protocolos de movilidad para estas empleadas;  mejorar la dotación presupuestaria y aumentar los efectivos policiales y, por último, reforzar las campañas de sensibilización social contra esta lacra.