Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

Psiquiatría del 12 de Octubre inicia el tratamiento ambulatorio con terapia electroconvulsiva

Abordaje “especialmente útil” para pacientes con trastornos afectivos y del espectro psicótico que no responden a los fármacos

Miércoles, 21 de enero de 2015, a las 16:54
Redacción. Madrid
El Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid ha comenzado a proporcionar tratamiento ambulatorio mediante terapia electroconvulsiva (TEC), en colaboración con los profesionales de Anestesia y Enfermería de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA), y que permitirá reducir a la mitad las recaídas del trastorno psiquiátrico.

M. Á. Jiménez-Arriero, jefe del Servicio de Psiquiatría.

Según ha informado el hospital en un comunicado, "esta técnica está indicada cuando no es posible conseguir una recuperación suficiente de determinados trastornos psiquiátricos con los tratamientos farmacológicos y psicoterapéuticos disponibles".

Así, consiste en "inducir una crisis convulsiva mediante la estimulación eléctrica controlada y aplicada a través de dos electrodos situados a uno o ambos lados de la cabeza del paciente". De este modo, se trata de "un abordaje especialmente útil" en pacientes con trastornos afectivos y del espectro psicótico que no responden a tratamiento farmacológico. Además, su "efectividad llega al 80-90 por ciento en casos de depresión psicótica".

A diferencia del procedimiento habitual que requiere ingreso hospitalario en las primeras fases de tratamiento, la TEC ambulatoria permite al paciente acudir a la cita desde su casa y regresar después de recibir la terapia, según ha informado el hospital.

"Esta novedad se denomina TEC de continuación o mantenimiento e incluye una sesión cada cuatro o seis semanas en la CMA. Actualmente este programa cuenta con 16 pacientes y los resultados han demostrado una reducción del 50 por ciento de las recaídas, las consultas en Urgencias y los días de ingreso", señalan.

En caso de tratamiento convencional el paciente debe estar ingresado generalmente dos semanas y se realizan tres sesiones cada una de ellas -lunes, miércoles y viernes-. "Si la evolución es favorable, se continúa con dos sesiones por semana, mediante ingresos programados de 24 a 72 horas, hasta finalizar el tratamiento".

No obstante, el centro informa de que "lo habitual" es que reciban entre 8 y 12 sesiones en el supuesto de trastornos afectivos, y entre 10 y 14 en el de psicóticos.