Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Primer paciente en la región con sospecha clínica de zika

Cumple los criterios clínicos y epidemiológicos, pero falta la prueba de laboratorio

Viernes, 19 de febrero de 2016, a las 14:45
Redacción. Logroño
La directora general de Salud Pública y Consumo, Rosa López, y el director de Asistencia Especializada del Área de Salud de La Rioja, José Miguel Acitores, han informado este viernes sobre la asistencia sanitaria que se ha prestado en el Hospital San Pedro a una mujer con sospecha de infección de perfil vírico posiblemente transmitida por mosquitos, pendiente de su confirmación mediante técnicas de PCR (reacción en cadena de la polimerasa).

Rosa López y José Miguel Acitores, durante su comparecencia este viernes.


Se trata de una mujer, de 43 años, que ha podido contraer la enfermedad (zika o incluso chikungunya) durante un viaje a su país de origen, en Sudamérica, y que ha permanecido unas horas en el Servicio de Urgencias del Hospital, con evolución favorable, por lo que ha sido dada de alta hoy mismo y citada para revisión en el departamento de Enfermedades Infecciosas.

La paciente acudió ayer, a las 18 horas, al servicio de Urgencias del Hospital San Pedro con síntomas similares a un síndrome gripal, como fiebre, dolor de cabeza y erupción cutánea.

Se trataría de un caso ‘importado’, contraído fuera de España, como todos los detectados hasta ahora en nuestro país.
Ante la epidemia por virus zika en la Región de las Américas, el Ministerio de Sanidad, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y las comunidades autónomas, ha establecido una vigilancia de casos importados de esta enfermedad. La confirmación de la infección se realiza en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

Hasta la fecha, se ha confirmado infección por virus zika en 23 personas, todas ellas tras haber visitado países afectados, por lo que se trata de casos importados. Ocho de los pacientes se encuentran en Cataluña, de las que dos son mujeres embarazadas, cinco en Madrid, tres en Castilla y León, dos en Aragón, dos en Asturias, uno en Andalucía, uno en Murcia y uno en Navarra.

La Consejería de Salud de La Rioja aconseja a las personas que vayan a viajar a países con presencia endémica del virus zika (en especial Centro y Sudamérica), que consulten en los servicios de Consejo al Viajero de los centros de vacunación internacional para valorar el riesgo, y en su caso, la conveniencia del viaje en estos momentos, especialmente si son mujeres embarazadas o que planifiquen estarlo. En este sentido, cabe destacar que actualmente no hay desarrollada una vacuna frente al virus zika.

La Consejería de Salud de La Rioja ha incluido información sobre esta infección en el Portal de Salud www.riojasalud.es tanto para profesionales como para usuarios, con las preguntas más frecuentes y consejos antes de viajar al extranjero.

Enfermedad viral

La fiebre por virus zika es una enfermedad viral, generalmente leve, que cursa de forma parecida a la gripe y transmitida por mosquitos del género Aedes, vector de otras patologías como la fiebre amarilla o el dengue y que, si bien empieza a encontrarse en ciertas regiones mediterráneas, no es habitual en España.

La sintomatología, insistimos que habitualmente leve, es similar a la de otras infecciones por arbovirus, entre ellas el ya mencionado dengue: fiebre leve, sarpullido (principalmente maculo-papular), dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, dolor muscular, malestar general y conjuntivitis no purulenta, que ocurren entre dos a siete días después de la picadura del mosquito vector.

Se estima que una de cada cuatro personas cursa de manera asintomática; los pacientes deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos comunes para el dolor; únicamente si los síntomas empeoran deben consultar al médico.

Las complicaciones graves por virus zika se relacionan únicamente a su afectación a mujeres embarazadas, ya que las evidencias lo vinculan cada vez más a malformaciones por microcefalias que pueden provocar la muerte fetal o al poco de nacer o importantes secuelas permanentes en los bebés nacidos.

En todo caso, la Consejería de Salud de La Rioja desea tranquilizar a la población puesto que en ningún caso hay riesgo para la salud pública.