Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:50

Prescripción enfermera: dos CCAA contra el RD

Baleares se suma a País Vasco y anuncia que no acatará la nueva norma; Cataluña trasladará al Ministerio los puntos con los que está en desacuerdo

Miércoles, 11 de noviembre de 2015, a las 12:45
David García/ Marta Fernández
La sanidad balear se suma al bando de los rebeldes  que están en contra del decreto de prescripción enfermera. Junto al  País Vasco es una de las primeras que ya ha declarado su total rechazo a la nueva medida que ha propuesto el Gobierno. Aunque aún no  ha ido tan lejos como el gobierno vasco, que ya ha anunciado que recurrirá la nueva ley, sí ha avisado de que no la va a adoptar.

Así, la consejería de Salud balear ha anunciado su “rechazo a la norma”, reivindicando además el desarrollo de competencias de los enfermeros que ya estaban recogidas en el decreto 52/2011, de 20 de mayo que, Baleares, anuncia seguirá implementando.  Además, en declaraciones a Redacción Médica, desde Baleares se ha confirmado que sus servicios jurídicos  ya tienen sobre la mesa un posible recurso que están estudiando. 

La consejera de Baleares, Patricia Gómez.

Todo ello porque considera que el nuevo decreto “no sólo no soluciona el problema de vacío legal que afecta al personal de enfermería”, sino que “agrava si situación”. La consejería se muestra favorable a seguir actuando como hasta ahora y no prohibir la indicación de medicamentos y material sanitario por parte de este colectivo.

Además, ha subrayado que la nueva ley supondrá un “empeoramiento en la atención”, ya que desde el departamento consideran que “los médicos verán aumentado considerablemente su volumen de trabajo por prohibírsele a los enfermeros realizar cientos de actividades cotidianas”, como es el caso de poner una vacuna o hacer una cura.

La consejería de Salud también ha destacado que “es una prohibición que quita sin motivo alguno autonomía  a los profesionales que estaban realizando una labor asistencial con probada formación y eficiencia”. 

Cataluña trasladará sus "puntos de desacuerdo" al Ministerio

Desde Cataluña también se han pronunciado al respecto. Fuentes de la Consejería de Salud han asegurado a Redacción Médica que, en principio, no se recurrirá el real decreto de prescripción enfermera, sino que optan por trasladar al Ministerio “los puntos con los que están de acuerdo y con los que no”. El departamento que dirige Boi Ruiz aboga por tomar decisiones de “consenso” con los Colegios Profesionales de Enfermería, con los que se reunirá este viernes para realizar un “trabajo conjunto” y “sentar las bases” de próximas medidas a desarrollar.

El consejero de Cataluña, Boi Ruiz. 

Precisamente, Ruiz ha insistido en su defensa de una regulación propia respecto a dispensación de fármacos de las enfermeras en Cataluña, después de que el sindicato de enfermería Satse haya amenazado con hacer una “huelga competencial” por el real decreto.

Ruiz ha recordado que antes de la aprobación del decreto, el Gobierno autonómico ya anunció que lo aplicaría solo si era igual o mejor que las reglas de la Generalitat y, si no, Cataluña regularía "lo que creyera conveniente con los profesionales".

Por esta razón, se creó una comisión con el Consejo de Colegios de Enfermería de Cataluña para "regular de alguna manera la forma en la que la enfermería pide poder indicar medicamentos".   "Estamos absolutamente convencidos de que no tiene ningún sentido que una enfermera no pueda indicar medicamentos sin que nadie se lo diga", ha expuesto el consejero.

Ha añadido que también trabaja con el Colegio Oficial de Médicos de Cataluña para determinar la prescripción de los fármacos que puede ser compartida, especialmente de aquellos referentes a pacientes crónicos.

Cartas a los presidentes autonómicos

El Consejo General de Enfermería y el sindicato Satse continúan con sus acciones contra la aprobación del Real Decreto de prescripción enfermera y tras enviar cartas a los consejeros de Sanidad autonómicos, ahora hacen lo propio con los presidentes de las CCAA, a los que explican en la misiva cuál va a ser la situación en la que queden los profesionales de enfermería cuando entre en vigor la norma y las consecuencias que puede tener en la asistencia sanitaria.
 
En la carta, los presidentes de CGE y Satse, Máximo González Jurado y Víctor Aznar respectivamente, se ponen a disposición de los presidentes para tratar el asunto de manera personal. Se trata de una diferencia notable con respecto a la carta ya enviada a los consejeros, en la que expresamente les pedían una reunión.
 
CGE y Satse avisan a los presidentes regionales de que “el nuevo texto va a producir unas consecuencias en el sistema sanitario absolutamente imprevisibles”, y de que con la entrada en vigor del real decreto “el profesional enfermero que no actúe conforme establece el nuevo artículo 3 estará realizando una actividad que es competencia de otro profesional o lo que es lo mismo, estará cometiendo intrusismo profesional”.
 
Las entidades que forman la Mesa Enfermera explican en la carta que “se dinamita la autonomía profesional de los enfermeros en el ámbito de sus competencias y se aboca al sistema sanitario a una situación de parálisis y caos asistencial”, que “afectará muy directamente al desarrollo normal de la asistencia sanitaria” en las CCAA.
 
Por el momento, y tras el envío previo de las cartas a los consejeros, algunas comunidades como Andalucía y País Vasco ya han contactado con la Mesa Enfermera, y en los próximos días tendrán la oportunidad de encontrarse con otras como Extremadura para tratar el tema.

NOTICIAS RELACIONADAS


Carta de la Mesa de Enfermería a los presidentes autonómicos