16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Personal del laboratorio del Reina Sofía rechaza la unificación

Afirma que el traslado del 70 por ciento de las muestras a Pamplona es “desmantelarlo”

Martes, 10 de febrero de 2015, a las 18:45
Redacción. Pamplona
Una representación del personal de laboratorios del Hospital Reina Sofía de Tudela ha mostrado su “total desacuerdo” con la decisión del departamento de Salud del Gobierno de Navarra de “unificar los laboratorios en Pamplona”, una decisión que, a su juicio, es “estrictamente política y no una medida para ahorrar 7 millones de euros”.

Así lo ha manifestado este martes en el Parlamento de Navarra la trabajadora del laboratorio Hospital Reina Sofía de Tudela Pilar Ochoa, quien ha comparecido junto a otros empleados para exponer, a petición del PSN, Bildu, Aralar-NaBai e Izquierda-Ezkerra, el análisis y propuestas del personal sobre el proceso de la unificación de los laboratorios de
Navarra e informar de las repercusiones en su situación laboral.

Ochoa ha insistido en el “desacuerdo” del personal en la unificación de los laboratorios. La trabajadora ha argumentado que “todavía se sigue sin conocer ningún estudio que avale el ahorro” que conllevaría, según el departamento de Salud, esta decisión.

Por otro lado, la empleada ha indicado que el personal “duda de que con la unificación se vaya a ganar en calidad”. “Siempre hemos trabajado con calidad. Somos un equipo consolidado y cualificado”, ha defendido Ochoa, que ha destacado que “el último control de calidad que superamos el pasado año dice que el sistema es maduro y eficaz, y destaca el esfuerzo por mantener la integridad del sistema a pesar de los cambios, muestra de un fuerte compromiso de mejora continua”.

En este sentido, Ochoa ha afirmado que los trabajadores ven “difícil” que la calidad del servicio “vaya a mejorar, sino todo lo contrario”. Así, ha destacado que “no hay previsto un entorno informático único para ver los resultados de las analíticas de Pamplona”.

La oposición pide paralizar el proceso

En el turno de los grupos parlamentarios, la representante de I-E Marisa de Simón ha defendido que “hay que mantener las analíticas en el Hospital Reina Sofía de Tudela” y ha insistido en que “nunca ha habido una evidencia científica que justificara esta centralización”. 

En esta misma línea, el parlamentario del PSN Samuel Caro ha opinado que “lo mejor es paralizar las cosas” y también ha mostrado su “apoyo” a la postura de las trabajadoras.

Por su parte, la parlamentaria de Bildu Bakartxo Ruiz también ha coincidido en la petición de “paralizar” este proceso y ha señalado que “no tiene ningún sentido que, después de invertir medio millón de euros en modernizar un laboratorio, el 70 por ciento de la actividad se lleve a Pamplona”.

Desde Aralar-NaBai, Asun Fernández de Garaialde ha criticado que el departamento de Salud “tomó una decisión contra viento y marea” y ha incidido en que su grupo no entiende “la unificación física de los laboratorios”.

UPN defiende la necesidad de unificar protocolos

Por contra, el parlamentario de UPN Antonio Pérez Prados ha defendido la unificación, afirmando que “en Navarra había una situación de ocho laboratorios, con protocolos diferentes”, por lo que “se decidió crear un laboratorio unificado en Navarra”.

En representación del PPN, Eva Gorri ha opinado que “si el proceso no garantiza la calidad para el ciudadano y la eficiencia para la sanidad de los navarros, no pasa nada por replantear el proyecto para que nazca con pilares fuertes y robustos”.