Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:00

Perfil de la discapacidad en España:
andaluza, jubilada y sin estudios superiores

La prevalencia se sitúa por encima del 16 por ciento en mayores de 15 años

Martes, 03 de diciembre de 2013, a las 15:11
Redacción. Madrid
Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que la prevalencia de la discapacidad se encuentra en el 16,7 por ciento de la población mayor de 15 años. Dicha prevalencia afecta más a mujeres que a hombres; y alcanza el 75 por ciento entre los mayores de 85 años.

Tasa de discapacidad por grupos de edad y sexo. Fuente: INE.

Para la realización de la ‘Encuesta de Integración y Salud 2012’ se ha utilizado el concepto de discapacidad dentro de los límites establecidos por la Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y de la Salud (CIF), aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2001, y que la define como “la situación resultante de la interacción entra la condición de salud y los factores contextuales, sean éstos personales o ambientales”.

La media nacional sufre importantes variaciones cuando el análisis se desvía al ámbito autonómico. En este sentido, Andalucía aparece como la comunidad con una mayor prevalencia en el campo de la discapacidad (19,8 por ciento) seguida por Murcia (19,6), Melilla (19,5) y el Principado de Asturias (19,1). En el lado opuesto se encuentran Aragón y las Islas Baleares, que se sitúan como las dos con un índice más bajo con un 12,6 y un 12,9 por ciento respectivamente.

Las diferencias también se hacen visibles al realizar otras reagrupaciones. Es el caso, por ejemplo de los diferentes grupos de edad, donde el colectivo conformado por los mayores de 85 años tiene un peso muy específico con 3 de cada cuatro miembros con alguna limitación causada por un problema de salud. En cuanto a diferencia entre sexos, la prevalencia es mayor en las mujeres (20 por ciento) que en los hombres (13,3) en una tendencia que, si bien está presente en todos los grupos de edad, se acrecienta a partir de los 35 años.

El cuanto al nivel de formación, en la población con discapacidad de 15 a 64 años se observa un mayor porcentaje de personas con estudios secundarios de primera etapa o inferiores (66,6%) que en la población sin discapacidad (44,2%). Los estudios superiores también tienen menos peso en las personas con discapacidad de 15 a 64 años que en el resto (14,5% frente al 31,7%).